La bomba de tiempo no se toma vacaciones

El inquieto grupo de percusión, reconocido mundialmente por su hábito de improvisar, retoma las actividades tras el parate que obligó la pandemia.

Diego Sánchez, responsable deldjembé, quinto y dirección de La Bomba de Tiempo, se enlazó vía telefónica con el aire de #ElVeranoPrometido donde comentó cómo fue la vuelta de los "Lunes bomba", el tradicional concierto semanal que se lleva a cabo en el Centro Cultural Konex desde hace catorce años:  “El año pasado hicimos dos lunes, en diciembre, cuando se empezó a abrir todo con protocolos, súper cuidado, y a partir de ahora ya volvemos todos los lunes de enero y febrero hasta que el contexto así lo permita. Sabemos mejor que nadie que cuidándonos a nosotros y al de al lado, cuidamos que el evento pueda seguir subsistiendo, la gente se comportó muy bien, con barbijo, con distanciamiento, pero igual se bailó y se divirtió”.

Fue raro, nosotros veníamos con una inercia  donde las temporadas de verano metíamos 2500 personas en el patio, y de repente tocar para 600 es raro, pero nosotros ya nos vamos acostumbrando y el público también. Estábamos súper entrenados de tocar tantos años todos los lunes, ahora estamos un poquitito oxidados porque de repente nos encontramos ocho meses sin tocar, los músculos lo sienten”, expresó el músico a la hora de graficar cómo se dio la vuelta en el marco de estos nuevos protocolos.

La Bomba de tiempo le había dado comienzo a la temporada de verano 2020 cuando las medidas de cuarentena le pusieron un freno a la actividad cultural, la banda pasó ocho meses sin pisar los escenarios: “A nivel grupal, el primer tiempo de la pandemia mantuvimos reuniones como para estar conectados y después hubo un tiempo que no nos vimos, que no nos hablamos, como le pasó a todo el mundo, cada uno se refugió como pudo en su instrumento o en otro, personalmente, si bien soy percusionista, enfundé la batería y me puse a estudiar guitarra, a componer, la pandemia me generó explorar otro camino, estuvimos viendo estrategias para laburar un poco más las redes, pero tocar era imposible”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: