Las películas que asustaban a tu abuela

El Increíble Hombre Menguante, es una película de 1957 que propone el dilema del hombre disminuido. Tras el cierre de las salas del espacio INCAA en la plata, el Ciclo de Cine Caminante dejará a disposición las películas de sus diferente ciclos para verla de forma online. 

El ciclo Las Películas que Asustaban a tu Abuela, del ciclo de Cine Caminante, propone la dibulgación de películas de terror y ciencia ficción históricas de los años ‘50. “Esas películas se volvieron muy icónicas. Particularmente hay un estudio, Universal, que todavía existe, que empieza a apostarle al género de terror y mete varios campeones del género como Drácula, La Momia, El Hombre Lobo, El Hombre Invisible”, contó Agustin Bazzano, responsable del ciclo cine caminante y columnista de Cacodelphia. “Son los años de la guerra fría, la paranoia, el miedo a la tecnología nuclear y a la tecnología en general. Es un momento muy rico para los científicos locos, megalomanos, que quieren destruir o dominar el mundo o generar criaturas que se salen de control y pasan todo tipo de cosas raras que remite también a los miedos sociales, al panorama político histórico concreto de Estados Unidos”, agregó.  

En este marco, se presentó la película El Increíble Hombre Menguante que estará disponible por una semana de manera online a través de las redes del ciclo luego del cierre de salas por disposición sanitaria. “Creemos que el cine está dentro de las necesidades sociales, culturales de mucha gente, lo vamos a seguir en la modalidad que se puede por internet”, aclarò Agustìn, “se va poniendo la programación semanalmente por un link de Google Drive”, es decir, ”En términos sencillos es como un pendrive virtual” donde se puede ver y descargar las peliculas. “Y me parece una opción interesante porque son películas que en estos tiempo donde hay dos o tres plataformas de streaming muy populares a pesar de que por ahí tienen una cantidad grande de películas, tal vez la variedad no es tan amplia como se podría”, explicó. 

El film dirigido por Jack Arnold en 1957, “tenemos una metáfora de la masculinidad disminuida, la película es cortita y es preciosa”. En este sentido el cinéfilo amplió: “La película arranca con un hombre común y corriente, no tiene ningún atributo o profesión que destaque, que está de paseo en la lanchita con la mujer (...) hasta que atraviesa una nube radioactiva. A partir de ahí empieza a achicarse progresivamente. El hombre se empieza a achicar y esto tiene dos líneas de refleccion: una deviene en película de aventuras, como aquellas que daban cuando yo era chico los sábados a la tarde, los sábados de super acción. Y la otra, hay una reflexión sobre el hombre frente a la modernidad ,y si se quiere, también una cuestión posible de género. De ese hombre que se ve disminuido frente a la mujer, porque hay varias escenas donde hace eco en la pareja esta situación de que el hombre se va haciendo más chiquitito y la mujer mas grande".

Escuchá/Descargá la entrevista completa: