Inicio Destacados Paro plurinacional del Movimiento de Mujeres Indígenas

Paro plurinacional del Movimiento de Mujeres Indígenas

Los reclamos se centran en la promulgación urgente de la ley de propiedad comunitaria, la aprobación del proyecto de Defensoría Territorial de Mujeres Indígenas, para frenar las violencias sexistas y de género, y un dispositivo político para detener todos los desalojos y operativos represivos en las comunidades.

"Hay diferentes actividades, marchas y concentraciones en varios puntos del país, porque es importante visibilizar lo que está sucedido, esta urgencia en asamblea para decidir este paro. Estamos interpelando a los gremios, es fundamental que tomen posicionamiento sobre este tema. Es tremendo el sufrimiento de las comunidades en los territorios", explicó Evis Millán, integrante del Movimiento de Mujeres Indígenas por el buen vivir, en Los Mundos Posibles.

Sobre los reclamos, subrayó que "nosotras venimos denunciando los desalojos, las represiones, la judialización que se le hace a las hermanas y hermanos cuando van a defender el territorio, y esa defensa justamente es en contra de las empresas extractivistas, y también la situación de los indígenas en el norte con el 'chineo', con el odio racista que impera en todo el territorio".


"La ley (de propiedad comunitaria) tiene que promulgarse de inmediato, porque la mayoría de los comunidades no cuenta con el título de propiedad comunitaria, entonces somos un blanco fácil para que las empresas extractivistas se metan en nuestros territorios, sucede a diario, y los terratenientes consiguen con facilidad los títulos de propiedad para desalojar a comunidades enteras. Y el proyecto de Defensoría Territorial necesitamos que sea aprobado para hacer un trabajo profundo en esos territorios, en que se viven hechos muy duros para las mujeres
", describió.


En ese sentido, remarcó que "no solo hay violencia de género y machismo, también está cuestión colonial en las comunidades, la violencia institucional, cuando nuestras hermanas quieren hacer una denuncia son maltratadas por las fuerzas represivas y por la justicia que no da garantías, por ejemplo, a tener un traductor, porque la mayoría de ellas maneja su idioma, cuando hay leyes que nos amparan y no son respetadas, también el abandono por parte del Estado, no cuentan con elementos vitales como el agua, son tantas denuncias que el movimiento lo viene trabajando".

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Artículo anterior“Desde la poesía estamos construyendo una memoria diferente”
Artículo siguienteUn colegio religioso deberá indemnizar a un estudiante víctima de bullying