La obra Juana la loca, de Pepe Cibrián Campoy, regresa a La Plata

La pieza del conocido director teatral, autor y dramaturgo podrá verse este sábado en Espacio 44 (Av.44 N° 496) con la dirección de Ana Padilla y la actuación de María Seghini.

“Estamos contentos de volver y de contar esta historia que no se conoce y que habla de Juana, la reina sin corona, una de las mujeres más importantes de la historia”, expresó la actriz María Seghini. Con una puesta simple y moderna a cargo de Pepe Uría, la iluminación de Daniel Gismondi y la música de Ana Foutel, la artista platense, da vida a seis personajes para contar los múltiples mundos de Juana la loca.

La obra habla de la locura del amor no correspondido. De las brutales pasiones del poder, y de la magia del deseo fabricado. “Juana fue una mujer traicionada por su padre, su hermano, su hijo y su marido, vapuleada y maltratada. Es muy triste y conmovedora su historia y al mismo tiempo muy actual. Ya que las múltiples violencias cotidianas que lamentablemente sufren hoy las mujeres, se ven reflejada en un texto maravillosamente bien escrito, que recupera una historia ocurrida a fines del 1500”, dijo en diálogo con Cacodelphia.

"Juana quería ser una persona común y no ser parte de la realeza"

“A Juana nunca le interesó el poder, la movió el amor y cierto escepticismo religioso, recordemos que, en ese sentido, que fue hija de los reyes católicos Fernando de Aragón y de Isabel la Católica”, contó Seghini. Fue muy irreverente, a quien nunca le interesó conquistar otras tierras ni otras casas de Europa, quería ser una persona común y no ser parte de la realeza. Fue entonces una mujer muy genuina, muy de vanguardia para su época, por eso nadie la quiso y por eso la llamaron loca y la mantuvieron encerrada en Tordesillas, siempre vestida de negro y con la única compañía de su última hija, Catalina, a quien le arrancaron cuando cumplió 18 años”, describió la actriz y docente.

En esos años, fines del Siglo XV, no existían libros de medicina que dijeran que ella padeciera ninguna enfermedad, sin embargo, la historia la ha convertido en la mal llamada Juana La Loca, mientras que a su marido lo eternizo como Felipe El Hermoso”, repasó Seghini. “Juana estuvo totalmente enamorada de Felipe, fue ese un amor genuino y quizá me animaría a decir que fue la única reina que se casó verdaderamente por amor. De esa relación nacieron cinco hijos que fueron reyes o reinas, es decir que prácticamente Europa nació de su vientre”.

“Todo eso esa historia, oculta durante tantos años, está presente en la obra que Pepe, escribió a través de este poema en verso, que tiene seis personajes que yo interpreto”, detalló. En escena además de Juana, retratada a lo largo de su vida, aparecen su madre, Isabel La Católica; su nieto Felipe II, su incondicional Leonor y fundamentalmente, el causante de su supuesta locura: Felipe El Hermoso. “La manera de contar la historia en verso genero una pequeña dificultad interpretativa. Romper esos versos para que se noten, sin perder la poesía, fue un desafío para Ana como directora y para mí como actriz”, expresó.

Con entradas agotadas, la obra se presentará este sábado a las 20 en sala teatral Espacio 44. Las entradas para el próximo sábado ya están disponibles para la venta o reserva en Alternativateatral.

Escuchá/Descargá la entrevista completa