Bolivia: avanzan las investigaciones sobre el armamento que llegó una vez concretado el golpe de Estado a Evo

Hace unos días se hizo pública la carta del comandante general de la Fuerza Aérea de Bolivia al entonces embajador argentino en ese país agradeciendo el envío de material bélico. El cargamento llegó entre la autoproclamación como presidenta de Jeanine Áñez, en noviembre de 2019, y la masacre de Senkata y Sacaba, perpetrada por las fuerzas de seguridad.

Avanzan las investigaciones del gobierno boliviano sobre el envío de armamento que llegó a La Paz en noviembre de 2019, una vez consumado el golpe de Estado a Evo Morales.

Hace algunos días, el canciller del Estado Plurinacional de Bolivia, Rogelio Mayta, brindó una conferencia de prensa en la que hizo pública la carta con la que el Comandante General de la Fuerza Aérea de Bolivia, Jorge Gonzalo Terceros Lara, agradeció al entonces embajador argentino en el país vecino, Normando Álvarez García -actual ministro de Trabajo de la Provincia de Jujuy-, el material bélico recibido.

La carta en cuestión detalla que las fuerzas de seguridad recibieron 40.000 cartuchos AT 12/70; 18 gases lacrimógenos en spray MK-9; otros 5 gases modelo MK-4; y 121 granadas de gas.

Según la fecha de la carta en cuestión, el armamento llegó a la capital boliviana dos días después de que Jeanine Áñez se autoproclamara presidenta en medio de una crisis institucional, política y social y unos días antes de lo que se conoció como la masacre de Senkata y Sacaba, perpetrada por las fuerzas de seguridad. 

Anibal Urquieta, director general de Coordinación Institucional y Legalizaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, señaló que durante estos días están “en un proceso de recopilación de toda la documentación que pueda haber no solamente en Cancillería”, sino en diferentes áreas del Gobierno. 

El funcionario explicó en Los Mundos Posibles que unos días después de la conferencia de prensa del Maita “nuestro ministro de Defensa, Edmundo Novillo, hace una conferencia de prensa donde explica pormenorizadamente que incluso se tiene el dato, el número de vuelo, la matrícula de la aeronave militar argentina que aterriza en el aeropuerto internacional de El Alto”.  

Vamos a seguir con las investigaciones del Golpe, con los políticos bolivianos involucrados, comandantes de aquel entonces, que tendrán que dar cuenta de sus acciones y de lo que estas acciones han ocasionado en el pueblo boliviano”, describió. Y agregó: “Cada día está saliendo más información tanto en Bolivia como Argentina y estaremos haciendo el respectivo seguimiento hasta que se aclaren estos hechos”. 

Mientras tanto, este lunes, el gobierno argentino denunció al expresidente Mauricio Macri, a la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich; al ex ministro de Defensa, Oscar Aguad; al ex canciller Jorge Faurié; y a Normando Álvarez García, entre otros funcionarios de la gestión Cambiemos, por el envío del material.

La presentación judicial fue firmada por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria, y la titular de la AFIP, Mercedes Marco del Pont, por los delitos de contrabando agravado de armas y municiones de guerra, malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y los delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación, incluidos en el Código Penal.

“Todos los que estuvieron involucrados deberán dar explicaciones al propio pueblo argentino y a nuestro pueblo  saber porqué se envió el material, quienes fueron los que lo autorizaron y para qué habrían enviado este material”, expresó Urquieta. 

Además, opinó que “no puede aterrizar un avión militar trayendo balas y municiones y que nadie esté enterado de esto”. 

Uno de los argumentos de la ex ministra de Seguridad y actual presidenta del PRO fue que el cargamento se envió pero junto a un grupo de gendarmes con el fin de proteger a la embajada argentina en La Paz durante esos días, mientras el pueblo boliviano se manifestaba en contra del golpe de Estado y era reprimido por la Policía y el Ejército.

Al respecto, el funcionario boliviano manifestó: “No nos sorprende que ex autoridades del Gobierno de Macri, como la señora Patricia Bullrich, salgan como una primera reacción a desmentir porque probablemente ellos saben perfectamente que esto les puede traer problemas legales. Será la justicia en la Argentina la que determine si abre una investigación sobre este tema”.

Escuchar/Descargar la entrevista completa: