El Gran Deleuze

Gabriela Pesclevi presenta el libro La poderosa magia filosófica de El Gran Deleuze, para pequeñas máquinas infantes, de Matías Moscardi.

Foto: Revista Leemos

La poderosa magia filosófica de El Gran Deleuze, para pequeñas máquinas infantes, de Matías Moscardi e ilustrado por Aruki (Beatriz Viterbo editora, 2021) está conformado por una lección inaugural y otras 9 más donde se alternan cuentos, juegos de palabras, enumeraciones y ejercicios. "A este libro le va el motete de lo mágico o de lo circense, en la vía lúdica, lo estrambótico y lo estrafalario. Lo fuera de regla", expresó la docente y escritora Gabriela Pesclevi en Los mundos posibles.

La obra "no es solo en torno a Gilles Deleuze, sino que también es la reunión de varios seres", agregó. "Forma parte de un repertorio de libros para niñeces, un público que el mismo escritor entiende que puede interesarse por ese objeto, y esa edad va hasta los 100 años", apuntó Gabriela.

"Generalmente, el filósofo es abordado desde lo grave y la seriedad, Moscardi se permite otra cosa a través de cuestionar, de modo permanente y total a los adultos-adultizados que son aquellos que muestran signos de burocratización e institucionalización", reflexionó en torno a esta obra.

El autor es oriundo de Mar del Plata. Publicó ocho libros de poesía, tres novelas, un estudio que le otorgó el título de Doctor en Letras y un tratado amoroso contemporáneo, que escribió con su amigo Andrés Gallina

"Moscardi hace con el Gran Deleuze un libro pop, imaginativo, lleno de enumeraciones y ejercicios: cero solemnidad, cero pompa, lleno de palabras divertidas como estrambótica o giros coloquiales que zurcen el relato con gracia como ´mosquita muerta´, ´y esto y lo otro y aquello y lo otro´, ´habrase visto, ´para decirlo en criollo´, ´como al agua pato´ ´vivitas y coleando´, ´crear o reventar´. Es un libro amigo, un libro de versos, un libro palimpsesto, dónde la muchedumbre tiene lugar, los dragones son queridos, el matorral una celebración, el descaro una aventura.
Determinados órdenes pueden ser una injusticia. El enredo, una posibilidad
", describió.

Escuchá/Descargá la columna completa