Chile votó sus constituyentes: “El movimiento social se expresó como independiente y no a través de los partidos”

Eric Eduardo Palma González ofrece un análisis de los resultados que dejaron las elecciones de la Convención Constituyente, con una ventaja de los sectores independientes frente a las distintas propuestas partidarias tanto de izquierda como de derecha.

Las elecciones para una Asamblea Constituyente, que tendrá que trabajar en la confección de una nueva constitución que sustituya a la heredada de la dictadura pinochetista, fueron el resultado del referéndum que se votó en octubre de 2020, instancia a la que se llegó luego de las masivas y constantes manifestaciones que se originaron un año antes frente a la suba del transporte. De los 155 representantes que conformarán esta asamblea, 48 quedaron en manos de listas independientes (imponiéndose la lista Del Pueblo con 28 de ellos), 37 fueron para los oficialistas de Vamos por Chile, 28 para Apruebo Dignidad (Partido Comunista y Frente Amplio) y 24 para Apruebo (ex Concertación).

Eric Eduardo Palma González, licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Chile, abogado, profesor titular de la Facultad de Derecho en las cátedras de Historia del Derecho, Historia Constitucional y Pedagogía Jurídica, y miembro fundador del Movimiento por la Asamblea Constituyente, se enlazó por vía telefónica con el aire de Los Mundos Posibles donde brindó un análisis de las elecciones que se llevaron a cabo el fin de semana.

Para empezar, Palma González habló sobre la sensación que le produjo este resultado luego de venir impulsando el Movimiento por la Asamblea Constituyente desde el año 2002: “Si en ese momento me hubieran preguntado cuál era el escenario más complejo para la instalación de una asamblea constituyente no me habría imaginado uno como este. En primer lugar, por el fenómeno de la pandemia, y en segundo lugar, por la enorme cantidad de ataduras que el sistema institucional le puso a esta asamblea. Se llegó a las elecciones en una situación muy compleja porque el movimiento social se expresó como independiente y no a través de los partidos políticos, hay una disociación entre partidos políticos y movimiento social”.

Eric Eduardo Palma González

Todo el escenario estaba diseñado para que fueran los partidos los grandes ganadores, la posibilidad de presentar listas y el número de firmas que se necesitaban para presentar las candidaturas, se resolvió una semana antes del termino del plazo para inscribirse, hubo listas que fueron absolutamente invisibilizadas en la prensa, no se los mencionaba, además las elecciones se llevaron a cabo en un momento de temperaturas muy bajas, todo hacía prever un desastre desde el punto de vista de la participación, el voto no era obligatorio sino que era voluntario, de hecho, votó un millón menos de personas de las que votaron el plebiscito”, advirtió el abogado, que se mostró contento por los resultados, pero también preocupado de cara a los desafíos que le esperan al proceso constituyente.

A la hora de explicar por qué el triunfo independiente en las elecciones sorprendió a algunos sectores consolidados en el poder, el entrevistado dijo que “los grandes conglomerados económicos, convencidos del éxito de sus políticas de despolitización, de alejamiento de las personas de la cosa pública, no tuvieron en cuenta la historia del pueblo chileno como un pueblo altamente politizado, en la segunda mitad del siglo XIX y a lo largo del siglo XX la sociedad chilena alcanzó grandes niveles de participación social y de organización de base, la dictadura destrozó eso, lo hizo trizas, la derecha había sido relativamente exitosa en promover este alejamiento de la política, pero cuando el modelo empezó a hacer crisis se produjo un rápido proceso de re-politización de la sociedad chilena, que para muchos que no comprenden la historia del movimiento popular chileno es algo extraño”.

Al cierre de esta entrevista, Palma González reflexionó sobre lo que depara el futuro para esta flamante Convención Constituyente: “El gran desafío tiene que ver con el modo en que se distribuyó el poder, la fuerza política más relevante en Chile hoy es la lista Del Pueblo, pero no tiene los suficientes convencionales para imponer su voluntad, y este es el dato más interesante: nadie tiene los votos suficientes para imponer su voluntad. El otro dato interesante es que la derecha chilena, que apostó a tener un tercio para impedir una profundización de la demanda constitucional, no consiguió un tercio, entonces nadie tampoco tiene la posibilidad de que una materia se discuta o se apruebe”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: