Inicio Categorías Sociedad Atlanticazo: nueva movilización contra la exploración y explotación offshore del mar

Atlanticazo: nueva movilización contra la exploración y explotación offshore del mar

A un año de la primera manifestación, organizaciones ambientales volvieron a marchar en diferentes puntos del país contra la explotación petrolífera en el Mar Argentino. Recientemente, la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata levantó la medida cautelar que frenaba la exploración petrolera offshore a 300 kilómetros de las costas de la ciudad.

Organizaciones y asambleas ambientalistas de San Bernardo, Santa Teresita, Villa Gesell, Mar del Plata, Necochea, Bahía Blanca, Miramar, Rio Negro, Chubut, Tierra del Fuego y CABA, marcharon a un año de la primera gran movilización masiva en defensa del Mar Argentino. La medida de lucha se da tras la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata de dejar sin efecto una medida cautelar que impedía la exploración offshore (búsqueda y producción de petróleo y gas realizadas mar adentro, sobre las aguas de cualquier territorio), por considerar que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la empresa noruega Equinor ya había cumplido con los requisitos solicitados por el tribunal para llevar adelante la actividad. En este marco, el Ministerio de Ambiente aprobó la exploración sísmica y la instalación del Pozo Argerich mediante la emisión de una Declaración de Impacto Ambiental, habilitando la exploración de aguas profundas en la Cuenca Norte del mar argentino en determinadas zonas.

"Lamentablemente volvemos a este Atlanticazo sabiendo que esa medida cautelar, ese amparo, hoy no está vigente. Por ende no hay nada que proteja los ecosistemas, la biodiversidad y las comunidades que habitamos este territorio", señala Yesica, parte de la Asamblea por un Mar libre de Petroleras de Mar del Plata. Yesica es parte de la organización de la marcha y será quien encabece las cuadras que separan la rambla Los Lobos del monumento San Martín recordando y cantando las consignas que los convocan: #ElMarNoSeMancha, #ElMarNoSeVendeSeDefiende, #NoEsNo, #MarLibreDePetroleras #NoHayLicenciaSocialParaLasPetroleras.

Durante la marcha, tanto en sus consignas como en sus carteles y banderas, se denuncia el posicionamiento que se ha tenido desde el Gobierno Nacional durante las audiencias que se celebraron en 2022. La mismas, que fueron solicitadas por la justicia luego de las primeras manifestaciones que se sucedieron en la temporada pasada, han recibido denuncias por parte de las comunidades organizadas y cientificas debido a las irregularidades para su acceso y la jerarquización de los oradores, asi como el caracter "no vinculante" de éstas. "Pensamos apelar a esta situación. Las audiencias públicas fueron una pantomima, nos hacen participar y despues no tienen en cuenta nuestra voz para las desiciones finales, por ende es un mentira. Ya no creemos en esas formas porque no se tiene presente que las comunidades ya diejeron que no", apunta Yanina. Tras ella una señora levanta un cartel con la leyenda "Primer mundo, paren el consumo. Paren de comerse el mundo".

Durante la lectura del documento en Mar del Plata, epicentro de las múltiples manifestaciones que se dieron en la costa atlántica, se enfatizó y denunció la persecución, hostigamiento y campañas mediáticas para desacreditar los cuestionamientos que se le han hecho por parte de las asambleas a los Estudios de Impacto Ambiental presentados por la empresa. "Hablamos de destrucción ambiental, de consecuencias nefastas sobre la vida marina y las comunidades costeras y se nos llena de angustia el corazón. Nos entristece lo rápido que actúan los jueces, cuando para encarcelar femicidas o enjuiciar a nenonazis tardan meses e incluso años. Vemos las fotos de lo que sucedió recientemente en Perú, en Venezuela, en Brasil: sus playas empetroladas y la gente del pueblo levantando brea de la costa con baldes. No se puede creer su cinismo, cuando hablan de las offshore como políticas de progreso y sin daño colaterales", rezaba la misiva en uno de sus párrafos.

Tanto el Gobierno Nacional como las empresas implicadas sostienen que la exploración sísmica para la posterior explotación de hidrocarburos no representa una amenaza ambiental y, a cambio, generará puestos de trabajo en una de la ciudades que registra anualmente el mayor índice de desocupación del país. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) la desocupación en Mar del Plata en el segundo trimestre de 2022 llegó al 8,6%, siendo la segunda más alta del país, mientras que en el tercer trimestre (pre-temporada) cerró con 7%.

La semana pasada se desarrolló la audiencia pública para la exploración sísmica en el bloque CAN 102 (Cuenca atlántica norte No.102), un paso administrativo que forma parte de la evaluación de impacto ambiental requerida por la ley general del ambiente No. 25.675. La audiencia contó con la participación y opinión favorable de numerosos CEOs de las empresas (YPF, Equinor, Shell), diversas cámaras empresariales, políticos oficialistas y sindicatos burocráticos. Por su parte, la comunidad afectada por los emprendimientos, las organizaciones y asambleas ambientales de la costa bonaerense y numerosos científicos se expresaron en contra del desarrollo de la exploración y explotación en esta área situada en el frente marítimo del Río de la Plata, limítrofe con la zona de jurisdicción uruguaya.

"No creemos en el discurso del desarrollo y el progreso que son los mismos argumentos que ya se emitieron en otras provincias del pais con la megaminería, el fracking, y sin embargo las comunidades están sufriendo la devastación y los daños ambientales", insiste Yanina quien no duda en recordar que las principales fuentes productivas de Mar del Plata en particular, y de la costa atlantica en general, son el turismo y la pesca, actividades que se verían fuertemente afectadas en caso de llevarse adelante la explotación hidrocarburifera.

Pagar la deuda con petroleo

Toda esta historia comienza a mediados de 2019 cuando la Secretaría de Gobierno de Energía adjudicó 18 áreas para la exploración de 3 cuencas de la plataforma continental argentina, en búsqueda de gas y petróleo. Estas zonas (divididas como Cuenca Austral, Malvinas Oeste y Argentina Norte) fueron adjudicadas a las empresas YPF, Equinor, Tecpetrol, Qatar Petroleum, ExxonMobil, Total Austral, Pluspetrol, Wintershall, British Petroleum, Shell, Tullow, Mitsui y ENI. Las mismas, que se presentaron al primer Concurso Público Internacional Costa Afuera impulsada por la Secretaria, significarían según las proyecciones publicadas por el Gobierno, una inversion total de total de USD 724 millones en el territorio Nacional.

Las cuencas licitadas representan 225.000 km2 y estan divididas según su ubicación geográfica y la profundidad permitida para la excavación. La cuenca Argentina Norte representa 100.200 km2 de 200 a 1300 metros y de 1200 a 4000 metros en aguas ultra profundas habilitadas para su exploración y explotación. El pozo exploratorio Argerich-1 es el primero de estas características que se realizará a 300 kilómetros de la costa marplatense, en el bloque CAN-100, operado por Equinor en consorcio con las empresas YPF y Shell Argentina. Los estudios preliminares realizados por YPF consideran que podría existir un yacimiento con capacidad de producir 200.000 barriles de petróleo por día, casi 40% del petróleo que hoy produce Argentina, equivalentes a unos U$S 7.000 millones.

"Nos tratan de imponer el hecho de la segmentación, la fragmentacion, la zonificacion del mar cuando eso es imposible. El mar tiene su dinamica propia. Tiene corrienetes superficiales y profundas propias, es imposible generar zonificación en el mar, todo tiene un impacto directo sobre el resto", recuerda Yanina ante la tecnicidad de los papeles de licitación.

La consesión hecha a YPF y Equinor de la cuenca Malvinas Oeste es del 8.8% del total de las consesiones, mientras que en la cuenca Argentina Norte es del 40% representando el mayor porcentaje de las licitaciones otorgadas. Dato no menor si se tiene en cuenta tres momentos que se sucedieron este año, luego que el 24 de diciembre del 2021, el Gobierno nacional anunciara el plan de exploración sísmica presentado por Equinor para las zonas CAN 100, CAN 108 y CAN 114 sin las audiencias públicas y estudios de impacto ambiental requeridas por ley.

Por un lado, la marcada diferencia entre los Ministerios de Energía y Ambiente y Desarrollo Sustentable en sus posturas ante los diferentes desafíos y problemáticas de la explotación hidrocarburífera en la costa argentina por parte de una offshore. Por el otro, la suspención de licencias de estas características a futuro sucitada por estas diferencias: durante una de las audiencias públicas celebradas, el Ejecutivo aseguró que no aprobará nuevos permisos para buscar petróleo sin tener un plan oficial que explique cuáles son los objetivos de descarbonización de la Argentina.

Finalmente, a mediados del año pasado el ministro de ambiente, Juan Cambandie, propuso en la Reunión Ministerial Conjunta del G20 “un canje de deuda por acción ambiental y climática”, la cual según explicó: "Consiste en que los países elaboren planes de mitigación y adaptación contundentes y ambiciosos, conforme a sus condiciones y circunstancias nacionales, y que una porción de la deuda se oriente a su implementación efectiva”. Si bien desde el Ministerio apuntan a una politica de descarbonización hacia el año 2050, las licencias otorgadas por la Secretaria de Gobierno de Energía se extienden a 10 años para la exploracion y 30 años para su explotación hidrocarburífera, significando la cuenca Argentina Norte un ingreso para las arcas nacionales en comparacion a otras licitaciones otorgadas.

"Se comportan y se posicionan desde un lugar de la neutralidad que no existe, son funcionales al modelo y así lo han demostrado cuando nos han tratado de fascistas ambientales. A las comunidades que se organizan y luchan por vivir en un territorio digno y sin ningún tipo de extractivismo, nos tratan de fascistas ambientales", denunció Yanina antes de comenzar la marcha.

"Durante todos estos meses fuimos testigos de las estrategias de invisibilización y descalificación de nuestras voces. Hemos sido censurades y silenciades a pesar de haber documentado y fundamentado cada una de nuestras acciones y presentaciones ante la justicia. Pero sabemos que no nos podrán callar, porque a medida que avanzan en su nefasto proyecto ecocida, la lucha se fortalece, los argumentos se esclarecen y abundan, y los pueblos nos unimos en defensa de nuestros territorios y de la vida", proclamaron al cierre de la marcha desde el escenario principal ubicado frente a la municipalidad.

Artículo anteriorArgentina y Cuba avanzan en la creación de un centro de tecnología agroalimentaria
Artículo siguienteAilen Guerra y la intimidad de un baño