Inicio Cacodelphia Revista Guay: "Nos interesa abrir el juego a diferentes miradas, mas allá de lo académico"

Revista Guay: "Nos interesa abrir el juego a diferentes miradas, mas allá de lo académico"

En mayo de 2019 desde la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata, surgió la revista digital Guay, que busca dialogar al interior de la comunidad universitaria y también más allá de sus límites. A poco más de dos años de sus comienzos, Marcelo Scotti, uno de sus editores responsables contó sobre su origen, sus búsquedas y sus aportes.  

La revista es una propuesta del profesor Javier Trimoli, él a partir de la conversación y de la reunión con otros docentes, propuso generar un espacio dentro de Humanidades y la Facultad brindo la posibilidad de hacerlo institucionalmente alojando la revista y convocando a una diseñadora que es Sara Guitelman, con la que estamos en permanente conversación”, contó Scotti. “El proyecto surgió entonces con la idea de exponer desde la Facultad un espacio de divulgación que se corra del formato académico convencional, que esta más regulado y formateado y que intente abrir el juego a otras voces”, explicó el docente y escritor.  

La revista tiene la inquietud de abrir una serie de posibles ventanas a la cultura en términos generales, desde una perspectiva lo más amplia y plural posible, para dar voces, no solo a los docentes de la Facultad, sino también a los estudiantes y a todos aquellos interesados en escribir sobre lo que leen, lo que miran, escuchan y ven en general. Nos interesa abrir el juego a diferentes miradas, que vayan más allá del placer académico estricto de todos los días”, dijo.  

Nuestra apuesta tiene que ver con esa apertura, que implica entre otras cosas que estudiantes avanzados de distintas carreras, escriban y propongan también sus miradas, lo cual supone en principio una apertura intergeneracional muy interesante porque de ese modo ponemos en entre dicho, el tema de la autoridad académica convencional” aseguró Scotti. “No hace falta tener el titulo ni ninguna validación académica para escribir sobre un libro, una película, sobre música o artes visuales. Nos interesa eso, abrir un espacio a las miradas en el sentido más amplio posible”.  

Buscamos tener el oído afinado respecto de eso que se torna actual y que no necesariamente es lo que se publicó ayer o lo que paso la semana pasada. La idea es mirar por fuera de los marcos más convencionales para seguir escribiendo, o para llamar la atención sobre algo que ha quedado atrás y que sin embargo tiene cosas para decirnos sobre el presente”, expresó en comunicación con Cacodelphia. “De hecho, en ese sentido, por ejemplo, tenemos una nota sobre la obra de Sara Gallardo, que tal vez es más actual hoy que hace 20 años, porque ha vuelto desde una literatura de género, porque se abre una mirada de una escritora que durante mucho tiempo quedo relegada o en segundo plano y que ha vuelto a cobrar actualidad”, agregó.  

Cuando la revista surgió estábamos atravesando el último año del gobierno de Macri y había en el grupo fundacional una inquietud respecto de cómo intervenir en ese escenario, en como reponer determinados sentidos que habían quedado arrasados con el triunfo de la alternativa neoliberal en Argentina y como seguir pensando en los problemas que se fueron sucediendo desde entonces”. 

Por eso desde el comienzo hay en el grupo una inquietud política que pretendemos que siga viva, de hecho, publicamos comentarios sobre la teoría de la dependencia, la teoría de la militancia, hay una intención muy clara en ese sentido, que intentamos sostener en los distintos presentes que nos ha planteado la historia agitadísima de estos dos años y medio”. 

Al ser consultado sobre las formas en que los colaboradores llegan a la revista, Scotti, manifestó son bien diferentes los caminos para acercar el material. “En principio un grupo más allegado de colaboradores a quienes le pedimos alguna colaboración en particular, porque nos interesa que una obra sea reseñada, después por cosas que nos llegan a partir de esos colaboradores que recomiendan a otras personas y así vamos entretejiendo entre lo que nosotros proponemos y lo que nos llega cada uno de los números. Siempre buscamos que en cada publicación haya diversidad, que no se repitan los formatos, para lograr también abrir la diversidad en ese sentido”. 

Artículo anteriorEl Museo de La Plata restituirá restos que reclamaba comunidad mapuche de Santa Cruz
Artículo siguienteLoi Sanguinetti: "El álbum invita a un espacio que es ese ritelurio, donde cada temática es una parada de ese viaje”