Reflexiones sobre un mundo líquido

El sociólogo y docente Santiago Garriga pasó al aire de Los Mundos Posibles para compartir sus sensaciones del libro Sobre la educación en un mundo líquido, conversaciones con Ricardo Mazzeo, una obra del sociólogo y filosofo polaco Zygmunt Bauman.



"Más que un libro, es una conversación entre Bauman y Ricardo Mazzeo, un editor italiano y traductor de algunas obras. Hay que hacer una aclaración, es sobre educación y muchos otros temas. Ese concepto de la modernidad liquida, mundo líquido, para referirse al mundo actual, donde nada perdura mucho tiempo", describió Garriga.

Sobre esa idea, remarcó que "lo líquido es aquellos que pierde la forma rápidamente, lo que no perdura, lo que es flexible, lo que cambia rápidamente, las redes sociales representan muy bien eso, lo que uno publica hoy, mañana ya es viejo, este concepto que aplicó Bauman a tantas esferas de la vida es para tratar sobre la educación en un mundo liquido".

En el libro, hay un capítulo que se refiera a los jóvenes universitarios. "Esto se publicó en el 2011, después la crisis económica del 2008. Esa crisis, una de sus consecuencias fue el empleo y el trabajo, por primera vez hay generaciones que no van a experimentar la movilidad social ascendente, esa promesa del capitalismo durante el siglo XX, el famoso sueño americano. Eso venia garantizado con la educación, lo 'lógico' era que termines la secundaria y continues estudiando, lo esperables es que vivas mejor que tus padres que no terminaron el secundario, o que no lo hicieron", resaltó.

"Por primera vez nos encontramos, dice Bauman, con generaciones de jóvenes que están mas escolarizados que sus padres, que recibieron más educación, pero aún así, no van a experimentar la movilidad social ascendente, mas bien lo contrario, hay expectativas a la baja, y una movilidad social descendente", explicó.

Otro tópico que toma la obra es el del consumo. "En el libro habla de la relación con el consumo, es una forma de ser -dice Bauman- donde se realizan las personas, donde se satisfacen, somos consumidores por derechos y por deber, no comprar es el estigma de una vida no realizada, la falta de placer, ¿cual es el proyecto? Comprar. Si no compro me siento un consumidor imperfecto e incapacitado", remarcó.

Escuchá/descargá la entrevista completa: