¡Que viva el tango! Canciones y palabras para Alorsa a 12 años de su partida

Una emisión especial de Cacodelphia para recordar a Jorge Marcelo Pandelucos, poeta de barrio, músico y fundador de la banda platense La Guardia Hereje.

"Hace 12 años Alorsa partía hacia el gran misterio, el poeta de Tolosa, el fundador de La Guardia Hereje, aquel que a través del Tango Criollo Club, nos arrimó a quienes a mediados de los años ´90 -con otras estéticas y con un sonido emparentado a otros géneros-volvieron al tango. Alorsa y La Guardia Hereje, son parte de esa historia. Hoy lo sabemos.
Ahora bien…
Muchas veces hemos pensado que la obra de Jorge se podía llegar a perder. De hecho el Domingo con Alorsa, tiene que ver con esos miedos. Y es que no comprendíamos entonces, que la obra de Jorge iba lejos y estaba destinada a marcar una huella. A plantar bandera. Era el poeta que el tango estaba esperando, lo dijo Juan Carlos Jara y, tampoco lo comprendimos hasta muchos años después, de la partida de Jorge hacia la tierra sin mal.
Y así, muchas veces nos encontramos, entre desvelos y mates de madrugada, pensando que su obra se perdía y que Jorge se nos iba lejos y ya no podíamos verlo ¡Que pesadilla!
Y así, con esos barullos en la capocha, salimos a la calle. Asustados, preocupados, salimos a caminar por aquel barrio, de calles de tierra y matones, de pedradas y tangos. De zanjas, calas, grillos y perros vagabundos. Y ahí estaba.
Ahí lo encontramos, en ese barrio sencillo y querendón, con aroma a tierra, tabaco y frío. Por allí andaba Alorsa, entre Doña Sabina, Don Ernesto, Doña María, Tancredi y Contini.
Entre el piberío de sonrisas gastadas.
Entre el barro de aquel potrero, que resiste ante los embates de proyectos inmobiliarios. En ese campito, donde zurditos endemoniados gambetean meriendas y deberes.
En aquella plazoleta, inventada por Bocha Esperanza, donde por las noches, se juran amores eternos.
En esas esquinas sin nombre y casi olvidadas, ahí estaba el poeta, ahí estaba el amigo. Entre los que hablan solos, los que escuchan voces, los desamparados y los derrotados andaba su poesía.
Entre guachos cara sucia, desafiando al destino, lo vimos, créanme, en aquellas calles sin nombre.
Entre buscavidas, malabaristas, tatuadores y murguistas que cada día se la rebuscan de mil maneras, porque, San Cayetano aún no se quedo sin laburo y el kilo de carne sigue estando muy caro.
Ahí estaba, entreverado, en aquel barrio, entre brujas, mitos y leyendas.
Por ahí andaba su poesía, fusionada entre verborrágicos, canallas, zarpados, depresivos, amantes gentiles y mujeres enteras que invitan a soñar. Entre varones calaveras, langas y picaflores, alimentados a gofio y pororó.
Entonces, nos preguntamos, cómo es que algunos aseguran que te fuiste del barrio, cuándo?, cuándo?.
Sí ahí estaba tu poesía, urbana o suburbana, esa que siguió creciendo al ritmo del tango, la milonga y el candombe.
Sigue ahí, en esas calles...
Su poesía, se escucha en cada esquina, en bares, plazas y centros culturales, fabricas recuperadas, milongas y boliches. Porque, sentime una cosita, Alorsa; ese tango con onda, como lo predijiste, vestido de bacán y en zapatillas, regresó un día, para quedarse.
Ahí estabas, entonces.
En las mismas calles que te vieron crecer.
Andabas en aquellas voces que hoy te nombran, una y otra vez, como maestro. Incluso estabas también, entre aquellos que aseguran que el ciclo de esa música nacida en el arrabal está acabado y a nadie ya representa.
Más tranquilo entonces, regresamos a casa, sabiendo, que a pesar de los que se dice por ahí, por los churrascos, por los mates de la vieja, los amigos, te quedaste acá. Ahí, digo, en ese barrio.
Por ahí anda tu poesía
Por ahí anda tu obra.
Por ahí te encontramos cada vez que nos perdemos.
Cerré los ojos entonces y una canción me invito a soñar con un mundo mejor, sin árbitros bomberos, ni traidores agazapados en cada esquina.
Gracias Jorge, por la música, la poesía, el barrio, la esquina, el futbol y aquel pase que no fue.
Salú
Y viva el tango!"

Por Martín Luna, periodista, conductor de Cacodelphia y co-organizador del ciclo Un domingo con Alorsa.

Fragmentos del programa especial

Canciones de Alorsa y La Guardia Hereje, interpretadas por los músicos Leandro Etchegaray, Sebastián Meza y Leonardo Gianibelli

Vuelve el tango

Canción para mandinga

La cría del plata

Calavera platense