Formas propias: Diario de un cuerpo en guerra

Matías Fernández Burzaco es el escritor de Formas Propias, un diario que recorre con mirada mordaz el lugar de los cuerpos, el deseo, la otredad y los lugares donde la sociedad suele poner a las personas en situación de discapacidad. 

La idea del libro la tuvo un profesor de la facultad que me veía a mi escribir perfiles y crónicas sobre otros, sobre personajes medio del ámbito del deporte. Que yo buscaba y trataba de contar la trastienda de esos personajes y me dijo: ‘che pero a mi me interesa que vos en algún momento escribas sobre vos y que hagas un libro’. Y al principio tuve un monton de miedo y despues empece a aprovechar el humor negro y aprovechar estar en un cuerpo que no es generico para potenciarlo, para potenciar el humor negro, la mirada y contar todo lo que estuviera al alcanse de mis ojos”, contò el periodista y escritor Matías Fernández Burzaco, “Entonces era literalmente salir a la calle y mirar como reaccionaba la gente y anotar una descripcion. También, como una radiografía del cuerpo, pensar en la soledad, en el contacto con el otro, en el deseo sexual, en el deseo en sí y en los amigos, creo que lo que más me gustó del libro es poder mostrar este universo”, agregó.

Formas propias: Diario de un cuerpo en guerra (editorial Tusquets, 2021), es una mirada cotidiana, aguda y divertida desde la mirada de Matias, quien tiene una extraña enfermedad: fibromatosis hialina juvenil. Sin embargo, a contramano de todo estereotipo social, el escritor se corre de la pasividad y para reconocer el lugar en que la sociedad trata de ponerlo. “Creo que todos tenemos muchas enfermedades mentales que no tienen cura y que no están diagnosticadas. Pero siento que en el libro justamente intenta quebrar la imagen de la persona enferma, discapacitada (...) creo que muchas personas discapacitadas pueden sentir como la voz de una persona que cuenta los deseos y, tal vez, hay un montón de personas con discapacidad que no lo hacen o no pueden porque están encerrados en un sistema familiar que no se lo permite. O mismo la sociedad, que te deja en un rincón”, explicó en comunicación con Una Amiga Imaginaria.

Yo siento que la sociedad no escucha mucho, no se da como el gusto, el tiempo, de escuchar al otro y de pensar o de tener como un intercambio verbal y de pronto conocer quién es la otra persona (...) entonces el lugar más grande que hay es el de infantilizarnos a nosotros y eso me parece un espanto. Yo con la escritura trato de darlo vuelta y destrozarlo contra el piso”, señaló el escritor quien actualmente se encuentra trabajando en un nuevo libro, esta vez adentrándose en la ficción, junto a Mariana Enriquez: “es un libro de historias muy sangrientas sobre enfermeros que pasaron por mi casa y otras historias que tuve que inventar también. Es un libro que tiene momentos de mucha verdad”, adelantó.

Escuchá/Descargá la entrevista completa: