“Lo clave para analizar una situación de este tipo es correr la sustancia del foco”

A raíz de la internación del ex cantante de Tan Biónica, Chano Charpentier, la comunicadora Dalila Tealdi realizó un análisis sobre el abordaje mediático y estatal ante el consumo problemático de sustancias en el marco de la ley de salud mental vigente. 

Hace 14 mil años que está documentado que consumimos drogas como humanidad, el tema es que desde hace 100 años, con el prohibicionismo y el abstencionismo que fueron los discursos hegemónicos en los últimos años, generaron que la mirada esté siempre puesta en la sustancia y lamentablemente cada vez que tenemos la oportunidad de poner en crisis eso, de empezar a discutir un poquito más allá, se decide volver a esa mirada”, explicó la comunicadora Dalila Tealdi

“Podemos pensar un poquito lo que fue la construcción de las políticas en torno al consumo y uso de drogas ilegales. En 1971 el ex-presidente de los EEUU, Richard Nixon, instala en un discurso ‘la guerra contra las drogas’. Ya veníamos de una historia de prohibiciones y abstencionismo como la única forma curativa, de sanación, de rehabilitación. Entonces nosotros ya venimos con estas condicione”, contextualizó en comunicación con En Orbita. “Los discursos que escuchamos hoy son producto de 100 años donde primó el modelo médico penal de abordaje del consumo de droga. De abordaje y de interpretación. Este modelo se conjuga gracias a otros dos modelos: el ético jurídico, y el médico hegemónico. Entre los dos modelos médico penales, instalaron a la actividad de consumo de drogas como antisocial, pero antisocial el consumo de drogas ilegales. Por su parte, el lado penal, el ético-jurídico, castiga, persigue y criminaliza todo lo que es la oferta, la demanda, el tráfico de estupefacientes. Entonces ahí queda como desviado, e incluso como delincuente, aquel que consume. Eso sería lo que es el paradigma prohibicionista. Que es el sistema de control de todas las sustancias ilegales”, agregó.

Este modelo estuvo acompañado por la medicalización de quienes consumen: “por otro lado, tenemos el modelo médico hegemónico que es el que instala la idea de esta persona consumidora que no tiene control sobre sí mismo, entonces nosotros lo tenemos que curar. Y la medida curativa es el abstencionismo, se hace también una medicalización de la sociedad. Todo lo que hay por fuera de lo biológico y de la relación de esa persona con la sustancia, ya está, no nos pertenece. Acá lo que importa es la persona y su consumo. Todos los factores que hay alrededor condicionando que hacen de ese consumo problemático, no importan”, explicó la comunicadora.

En este marco, Dalila explicó que no basta sólo con contar con herramientas como la ley de salud mental vigente, la cual posee un abordaje sociocultural, si la fuerzas de seguridad no están capacitadas para accionar en esas situación. En este sentido recordó que existe una normativa nacional vigente, “hay uno del año 2013 que es a nivel nacional, lo saco el ministerio de seguridad de la nación pero que lamentablemente no todas la provincias adhirieron, y ahí es interesante ver como ellos proponen que lo primero que hay que hacer es una intervención con un equipo de salud. Digo, estamos hablando de una problemática de salud mental, en ese sentido hay un montón de estrategias que se le proponen a los policías en este caso: disuasivas, preventivas, el uso del tiempo, entre otros”, señaló, “y en término mediáticos se decide no poner en cuestionamiento, no poner en crisis otras problemáticas que están alrededor también de lo que es un consumo problemático de droga”, agregó. 

Lo clave para analizar una situación de este tipo es correr la sustancia del foco. Si hay una persona que se está drogando problematicamente, eso es un síntoma. Hay algo que le está pasando a esa persona que le está afectando en el desarrollo de su vida”, señaló Dalila y recordó que “la salud mental es una construcción social que la hacemos entre todes”

Escuchá/Descargá la entrevista completa: