Rebeldía en las manos equivocadas

Pablo Stefanoni pone la lupa sobre los distintos discursos que está desplegando el anti-progresismo para seducir adherentes. A quién le habla y qué dice la nueva derecha.

Daniel Badenes, periodista, editor de revista La Pulseada y docente de la Universidad Nacional de Quilmes, se enlazó por vía telefónica con el aire de Los Mundos Posibles donde compartió su opinión sobre ¿La rebeldía se volvió de derecha? de Pablo Stefanoni, libro de reciente publicación a través de Siglo XXI en el que se aborda el avance de las derechas que se presentan ante la opinión pública como alternativas anti-sistema.

Como punto de partida, Badenes explicó cuál es el objetivo que persigue el autor en este trabajo: “Pensar ese conjunto heterogéneo de corrientes de extrema derecha que se las conoce como alt-right, justamente porque están situadas fuera de lo que fue tradicionalmente el conservadurismo, que tienen un discurso anti-establishment, que tienen una forma de intervenir irreverente, que es muy activa en Internet y que, según lo plantea Stefanoni desde el título, le han disputado a la izquierda la capacidad de indignarse frente a la realidad y de proponer vías de transformación

La preocupación del autor es que ya no estamos volviendo a aquella situación clásica en la cual la democracia liberal era tironeada por una izquierda y una derecha, eso es parcialmente verdad en el sentido de que las izquierdas anti-sistémicas o bien abrazaron las democracias representativas y ciertas formas del Estado de bienestar o bien son grupos muy pequeños sin incidencia efectiva, y por lo tanto las derechas alternativas son las que vienen jugando la carta radical y las que vienen proponiendo patear el tablero con discursos que se plantean como el discurso contras las elites, contra el establishment, contra el sistema”, agregó el columnista.

Frente a lo que el autor describe como un progresismo que se consagra a la defensa del status quo mientras la derecha hace una lectura e interpretación de las principales luchas de la izquierda y las pone a jugar a su favor, el columnista propone: “Dejar de reírnos de Milei, escuchar que más allá de los insultos también habla de batalla cultural, de aparato represivo del Estado, ver que hay una complejidad muy grande en lo que esas nuevas derechas están planteando y que resultan atractivas, quizás para sectores a los que no les estamos prestando atención, y por eso este libro, de algún modo, es un llamado de atención”.

Otro de los aspectos que desarrolla Stefanoni tiene que ver con la agencia que consiguen estas nuevas derechas sobre ciertos movimientos tradicionalmente ligados a la izquierda: “El autor mira algunos fenómenos particularmente europeos como por ejemplo descubre un proceso de instrumentalización de ciertas demandas del movimiento LGBT en favor de políticas imperialistas, racistas, anti-inmigrantes, descubre también la situación de algunas derechas que empiezan a tratar de atraer el interés gay-lesbico con un discurso de defensa de los valores occidentales, y que figuras provenientes de las minorías sexuales se han puesto como dirigentes de la extrema derecha”.

A modo de conclusión, Badenes subrayó la importancia de construir alertas tempranas frente a avance de este fenómeno: “Romper esa burbuja que existe y que no son sólo las redes sociales sino también fuera de la red y ponernos en alerta respecto de lo que está pasando porque puede sonarnos provocativo, pero también es cierto ya no es tan minoritario e incluso en ciertas discusiones han superando la capacidad de atraer a muchos adolescentes”.

Escuchá/descargá la reseña completa: