Túneles en La Plata, un patrimonio no reconocido

Que La Plata tiene un sistema de túneles que la atraviesa y la conecta, no es novedad. Sin embargo, muy poco se sabe del origen y uso de este patrimonio cultural de la ciudad. “Se construyeron entre 1916 y 1919, con lo cual esta teoría de que fue una iniciativa de los masones caería, porque se construyeron mucho tiempo después”, aclaró Antonela Mennuto, columnista de historias platenses, en comunicación con En Órbita. 

¿Por qué hay túneles en La Plata?: “Una de las hipótesis dice que en realidad se construyeron para estar preparados para eventuales invasiones o ataques y poder escapar por ahí. Otro, dicen que funcionaba principalmente para que las figuras de autoridad evitaran al público masivo y tuvieran una forma de trasladarse y de comunicarse, por ejemplo, desde el Palacio D'Amico los arzobispos podían cruzar hasta la catedral por ese túnel que los comunica. Pero la realidad es que no se sabe bien”, explicó Antonela Mennuto en comunicación con En Órbita.

Gualberto Reynal fue uno de los primeros en mencionar la existencia de estos túneles en su libro La Historia Oculta de la Ciudad de La Plata. “Lo que dice Walberto es que este tema de alinear los principales edificios públicos no era una cuestión de que simplemente querían acortar las distancias. Sino que el objetivo era que estuvieran todo comunicados por túneles subterráneos. Estos túneles estarían construidos a una profundidad aproximada de entre 5 y 7 metros y tendrán, más o menos, 3 metros de diámetro”, detalló la columnista y agregó que los mismos se encuentran, por ejemplo, “a lo largo de la av.51 hay un túnel que va desde plaza Islas Malvinas, donde antes funcionaba el Regimiento Nº7, este es el más conocido me parece, que pasa por la catedral, desvía hacia la escuela Normal 1, pasa por el Palacio Municipal, por la Legislatura, por la Casa de Gobierno y finaliza en el Ministerio de Seguridad. Otro de los túneles de la ciudad está en diagonal 80, que dicen que comunicaría la estación de trenes con la casa de gobierno. (...) Otro está en el Pasaje Dardo Rocha, en 7 y 49. Lo descubrieron cuando estaban justamente remodelando el Pasaje. La teoría es que este túnel conectaba la antigua estación de trenes con el Banco Hipotecario, con lo cual tenía la función de trasladar el dinero de una manera subterránea. La realidad es que el Banco Hipotecario se construyó 20 años después de que la Estación ya no funcionara ahí. Tampoco es muy consistente esta hipótesis, pero sí se sabe que hay un túnel en el pasaje dardo rocha, no se sabe bien qué función cumplía”.

Uno de estos túneles atraviesa el trazado de la ciudad es el que conecta el cementerio local con la catedral. “Otro de los rumores afirma que estos túneles se usaron durante la última dictadura por los militares”, advirtió Antonella. “En el año 2010, mientras se construía el Mausoleo de los Desaparecidos, encontraron otro túnel que iba en dirección hacia la catedral. Pero lo más llamativo de esto es que tuvo que intervenir la Secretaría de Derechos Humanos porque en ese túnel encontraron restos de huesos humanos. Así que se abrió una investigación para determinar si estos restos tenían que ver con los desaparecidos o si eran simplemente restos de la fosa”, amplió. 

Si bien hay muy poca información sobre los túneles, en 2010 se abrió el que se encuentra en la plaza Islas Malvinas, “lo abrieron gracias a dos investigadores, Ezequiel Aldazábal y Agustín Natansohn, uno es antropólogo y el otro periodista. Tienen un blog que se dedica hace muchísimos años a estudiar los túneles que hay en la ciudad de La Plata y fueron los que estuvieron a cargo de la re-apertura del túnel. Según cuentan ellos no fue una buena experiencia porque en realidad no le permitieron el acompañamiento de los arqueólogos, que era lo que ellos pedían. Sucedió que se tiraron documentos y material que era muy importante para el capital histórico y cultural de la ciudad. Eso se perdió y ya no lo vamos a recuperar”, señaló la columnista. Si bien los investigadores pudieron confirmar la existencia de cavidades de van de los 4 a los 6 metros de profundidad debajo de la Catedral, “no están pudiendo corroborarlo, no pueden acceder a hacer una investigación, porque la iglesia no los deja entrar ni acceder al archivo histórico, con lo cual nos están privando a todes a conocer parte de la historia de la ciudad”, concluyó.

Escuchá/Descargá la entrevista completa: