Punk en La Plata: “El menemismo generó en estos chicos una respuesta muy genuina”

Revista La Pulseada publicó la primera parte La Prehistoria del Punk en La Plata, una investigación realizada por Francisco Altamiranda, periodista, músico y escritor berissense. “Si bien es una tesis, es un tema que me apasionaba porque la música me apasiona y porque tenía como cierta conexión emotiva con esas bandas. Eran bandas que había escuchado nombrar o que había escuchado alguna cinta en casete heredada de mis hermanos”, contó el autor en comunicación con En Orbita.

La hipótesis sobre la cual se basa este relato dice así: ningún otro momento de la historia argentina es tan favorable para la propagación de la cultura punk como la década de los ’90”, así comienza La prehistoria del punk en La Plata, una investigación publicada en partes por la revista La Pulseada, realizada por Francisco Altamiranda. Lo que me propuse fue contar la historia del punk en La Plata, pero antes de poder contar eso, voy a contar cómo llegó el punk a la ciudad de Buenos Aires: en qué contexto político, en que contexto histórico; y así mismo contar como fue naciendo sus diferentes corrientes estilísticas o musicales dentro del punk” contó el autor en comunicación con En Órbita

Esta introducción es la que lleva a la hipótesis principal “que el punk, como estilo musical o como género, está muy involucrado, o es una reacción muy espontánea, respecto a la coyuntura política, social y económica. Todas las diferentes corrientes de ese estilo que fueron surgiendo, ya sea en Nueva York, en los 70 con los Ramones y el CBGB; ya sea en el 77 en Inglaterra con la reacción contra la corona inglesa, con los Sex Pistols o los Clash y un montón de otras bandas; después lo que fue el hardcore americano de los 80 en la era Reagan y así. Todo ese recorrido fui haciendo hasta llegar a ese momento, que por ahí era más en la dictadura, cuando un par de pibes viajaron a Londres y tuvieron la suerte de conocer esa movida de primera mano, traer unos discos y acá se empezaron a armar las primera bandas. Había bandas que en sus canciones hablaban de la guerra de Malvinas, hablaban del alfonsinismo”, explicó Francisco

El trabajo se desprende de la investigación que realizó para la tesis de la Licenciatura en Comunicación Social donde comenzó a preguntarse por “historias que me interesaron y que nunca fueron más allá de la oralidad de algo que por ahí alguien te contaba de cómo eran los recitales, de que bandas había” contó el periodista oriundo de Berisso y agregó que “la cuestión que abordé yo en profundidad es el punk de los ‘90 en la ciudad de La Plata. El punk como fenómeno, acá en Argentina, tuvo muchísimo auge en los ‘90”, donde “los pibes, si bien la economía estaba mal, podían acceder a discos, podían acceder a instrumentos y armar sus bandas. Y si bien armaron bandas y canciones para criticar a un sistema en cierto sentido ese modelo económico los beneficiaba, entonces es como una movida muy ambigua que en esa tesis trate de clarificar”.

El periodista adelantó que en las próximas publicaciones se abordará de lleno en las bandas de esta época donde lo que los unía era que “eran jóvenes y todos estaban como bastantes descontentos con lo que propone a nivel cultural, económico y político el menemismo, pero lo canalizaban de diferentes maneras”, aclaró Francisco. “Acción Directa era prácticamente como un manual de combate para resistir el menemismo. Lo de Embajada Boliviana era una mirada como de costumbrismo, barrial. Muy genuina también, muy de un joven que sabe que no tiene futuro y está ahí. Cantaban sobre no tengo nada pero soy feliz y todas cuestiones así, de no tener laburo, de no tener perspectiva y su realidad era esa. Cantaban sobre eso. A mi me parece muy genuina, porque las bandas que vinieron después hablaban sobre otra cosa, y también las bandas que hubo antes cantaron sobre otra cosa. Por eso digo que el menemismo con esa propuesta que tuvo, con ese modelo de país neoliberal que pensó, género en estos chicos una respuesta muy genuina a nivel artístico”, agregó.

La desaparición de Miguel Bru fue todo un episodio que marcó la militancia política en la ciudad de La Plata en esa época. Un hecho que ocurre en el 93 y que no es casualidad que muchas de estas bandas hayan participado de un festival que se hizo en octubre de ese año, en las puertas de lo que en ese entonces era la escuela de periodismo en 44” ya que él participaba de ese submundo punk, underground. El tenía una banda que se llamaba Chempes 69 donde cantaba. En este primer festival que se hizo para pedir por su aparición tocaron la mayoría de las bandas de la época”, contextualizó. 

Escuchá/Descargá la entrevista completa: