“Lo que permite jugar con el instrumento es el colectivo de la orquesta”

La Orquesta Escuela de Berisso lleva 15 años trabajando con la música como herramienta de inclusión social para niñeces y jóvenes de la ciudad. 

La Orquesta Escuela está viva como siempre porque detrás de ella están, nada más y nada menos, que los niños, la juventud y podría decir el pueblo. La verdad es lo que le da vitalidad a cualquier institución”, contó Juan Carlos Herrero, director de la Orquesta Escuela de Berisso, en comunicación con Memoria Adentro. En este sentido contó el trabajo que se estuvo realizando durante el verano para arreglar 50 instrumentos y estuches antes del comienzo del ciclo lectivo, “nuestra inscripción 2021, a pesar de la virtualidad, o a lo mejor gracias a ella, ha sido una inscripción maravillosa. Tenemos un año de fuerte trabajo por delante”, señaló 

En 2005 se constituyeron las primeras 5 Orquestas Escuelas de la provincia, una de ella fue la de Berisso. Hoy en día, “hay  88 instituciones similares entre coros y orquestas de tipo social, donde se utiliza la herramienta musical para la promoción social”. En este sentido, “cuando recién ingresan, lo que le permite jugar con el instrumento de la música, que es tan difícil de domar, es justamente el colectivo de orquesta. Es decir, es la orquesta la que le permite sentir que suena bien aportando (...) juega al gran equipo de la música gracias a esta transformación”, explicó el fundador de la iniciativa en la ciudad.

La institución está por cumplir 16 años trabajando en los barrios periféricos del centro berissense. “Para nosotros ha sido una historia gigante y siempre con la expectativa de que se siga sembrando, sin límites en el tiempo, sin límites en las posibilidades de los logros de los chicos que han sido muchos y esperamos que sigan siéndolo en los años venideros”, contó y repaso, no solo las diferentes presentaciones que realizado la orquesta en lugares como Venezuela y Perú, sino también que “hay chicos que habiendo descubierto inicialmente la música como un juego lo transformaron en su vocación: pudieron cursar sus estudios terciarios y universitarios, pudieron sumarse a la misma institución que los vio nacer al mundo de la educación y la música. Sumarse como trabajadores, profesores, coordinadores”.

Para noviembre tal vez estemos presentando una pieza que tenga  como protagonista a Garnica, este violinista folclórico que ha logrado trascender, en duelo con Lucas, un muchacho que hoy tiene 18 años y piensa dedicarse absolutamente a la música, es de la mano de la orquesta escuela, no solo estudia el violín”, adelantó.

Escuchá/Descargá la entrevista completa: