Victor Bertamoni: “Hay que responsabilizarse de lo que uno compone”

Es una alegría, una satisfacción, haber podido desarrollar una carrera musical, personal y con Estelares, y haber recorrido lugares con un montón de músicos que por ahí. Gente que nos acompañó también en el camino. No podemos menos que ser hiper agradecido en esto” contó en conversación con Usted es mi Cómplice, el guitarrista Victor Bertamoni. 

Victor Bertamoni realizó un repaso de su carrera y contó que: “siempre la situación y la creatividad está ahí, intacta, por algún nuevo proyecto, algún nuevo paso”. El guitarrista de Estelares recordó, en comunicación con Usted es mi Cómplice, el inicio del proyecto que inició con Manuel Moretti mientras estudiaban en la Facultad de Artes: “Ardimos es un tema muy emblemático porque creo que es uno de los primeros temas que toque con Manuel. Yo a Manuel lo conozco de antes, pero nos juntamos con la intención de trabajar juntos y hacer canciones. Y hacemos 20 de Noviembre, que me la muestra esa tarde y en un segundo puse un par de guitarras y salio andando; otro tema que se llama Tomates Podridos que  quedó en el repertorio de Peregrinos, Estelares nunca grabó esa canción; y otra es Ardimos, que sucede en esa semana de encuentro con Manuel”, recordó.

Torio Trío está compuesto por Víctor en guitarra eléctrica, Julio Rígoli en contrabajo y Fernando Samalea en batería y percusiones. El grupo nació como una inquietud de Bertomani por unos temas instrumentales que tenía archivados en una carpeta: “Me cayó la ficha en un momento de que hay que responsabilizarse con eso. Yo tenía que responsabilizarme y decir ‘bueno, esto lo hiciste en algún momento, redondealo’. Son una serie de canciones que le dije a Fernando Samalea, un maestro baterista, una gran persona, un gran amigo y además un gran gestor para terminar y redondear proyectos”, reflexionó y contó que Una Tarde en los Pájaros se grabó “con la premisa que tiene él: los discos se graban, o ensayando mucho, o ensayando muy poco. Este se grabó ensayando muy poco pero justo tiene ese espíritu un poco de improvisar. Porque lo quisimos hacer al estilo de las viejas sesiones de jazz en la cual se juntaban a grabar en un día, ese fue el espíritu”. 

El guitarrista contó sobre su búsqueda musical y remarcó que es “más reacio a usar muchos efectos. Me gusta más el sonido de la guitarra valvular al equipo. Prefiero expresarme un poco con los dedos, con la dinámica del cuerpo, lo que estoy tocando. Pero a veces necesitas un eco, un delay, una modulación, algo que suceda. Bueno, esas cositas las tengo, las mínimas e indispensables”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa: