100 días de Arce en Bolivia: se recuperó la democracia, ahora hay que recuperar la economía

El analista político boliviano Gabriel Pérez Villalba, aseguró que “el rasgo característico más importante del nuevo Gobierno de Luis Arce es haber recuperado esa democracia, que se la tenía secuestrada por el régimen de Áñez”.

En Bolivia, el Gobierno del presidente Luis Arce superó los 100 días de gestión en reemplazo al de Jeanine Áñez, quien llegó al poder luego del Golpe de Estado a Evo Morales Ayma en noviembre de 2019.

Arce asumió la presidencia en noviembre pasado, en lo que significó el regreso a la democracia luego de un año de gobierno de facto de Áñez. El ex ministro de Economía de Evo obtuvo el 55,1% de los votos, casi el doble que el segundo, Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, que logró el 28.8%.

En declaraciones a Radio Futura, el analista político boliviano Gabriel Pérez Villalba, aseguró que “el rasgo característico más importante del nuevo Gobierno de Luis Arce es haber recuperado esa democracia, que se la tenía secuestrada por el régimen de Áñez”.

Para Villalba, la exmandataria “ha utilizado de forma abusiva los aparatos coercitivos y coactivos del Estado generando las masacres de Sacaba, de Senkata, de Cara Cara, del Pedregal, de Montero”. Estos hechos de violencia, contó el profesional, “están cursando las investigaciones de violación de derechos humanos en la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Además, apuntó que uno de los objetivos del actual gobierno es “encaminar nuevamente un modelo económico soberano, que es fundamental para resolver los problemas del bolsillo del boliviano generados por esa pésima administración tanto de la pandemia como de la economía por el régimen de Áñez”.

La semana pasada, el titular del Banco Central de Bolivia informó que la entidad devolverá al Fondo Monetario Internacional (FMI) unos 350 millones de dólares pedidos por la administración de Áñez.

El primer paso fue recuperar la democracia. El segundo paso, y el más fuerte de todos, es enfrentar la pandemia desde una perspectiva no solamente sanitaria y económica, sino socio-económica-sanitaria”, agregó el entrevistado.

Por otro lado, el abogado sostuvo que si bien en líneas generales “el sentimiento popular está positivo”, hay críticas de “las propias bases de ese bloque nacional popular” por la presencia de partícipes del Golpe de Estado de 2019 en distintos actos electorales.

Por ejemplo, tenemos a Áñez como candidata para gobernación en Beni; tenemos a Luis Fernando Camacho candidateando para la alcaldía; tenemos a Iván Arias candidateando también para una alcaldía de La Paz”, describió. Y agregó: “La gente dice cómo puede ser que esta gente que nos ha dado el Golpe, que nos ha masacrado y asesinado, ahora esté tranquilamente participando en contiendas electoras y nacionales. Ese es el malestar que tiene la gente también en mi país”.