Trabajo esclavo en cárceles bonaerenses

Lunes 2 de julio de 2012

Entrevista a Azucena Racosta, coordinadora de La Cantora.

La Cantora y el Secretario de Ejecución Penal de San Martín, Juan Manuel Casolati, presentaron una denuncia por la existencia de lavaderos industriales privados en las unidades 10 y 29 de Melchor Romero y en la unidad 15 de Batán. Allí, los internos lavan ropa de blanco proveniente de clínicas privadas, hoteles y restaurantes, aunque la normativa sanitaria prohíbe que se laven materiales de origen diverso en las mismas máquinas, en particular cuando implica la presencia de residuos patógenos. Estas tareas se llevan a cabo en condiciones laborales indignas, sin las medidas de seguridad necesarias para manipular estos desechos y con salarios que rondan los $12 diarios.
En diálogo con RAP, Azucena Racosta, se refirió a los perjuicios para la salud que ocasiona la presencia de residuos patógenos en las unidades y expresó que “la cárcel extermina de diversas maneras pero siempre ganando dinero con la persona privada de la libertad, no sólo se le roba el presupuesto -por lo cual tiene hambre, tiene frío y padece enfermedades- sino que además se las asesina de distintas maneras", en referencia a la contaminación de las ropas que llegan a los lavaderos.

Dejá un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.