Inicio Categorías Cultura Martín Raninqueo, una obra con identidad y territorio

Martín Raninqueo, una obra con identidad y territorio

En su historia familiar, canciones y poemas se enlazan con la cultura mapuche, el genocidio a los pueblos originarios de la Patagonia, la Guerra de Malvinas y la lucha por el respeto y reconocimiento a la diversidad.

A 40 años del inicio de la Guerra de Malvinas, el Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas (CECIM) de La Plata realizó un acto y festival en plaza Islas Malvinas en homenaje a los soldados caídos. Allí el músico y poeta Martín Raninqueo recibió las banderas Mapuche y Mapuche Tehuelche. “He recibido ese día una muestra de cariño muy grande, fue un momento de gran emoción”, recordó en Cacodelphia quien fuera bisnieto de un lonko que sobrevivió en la isla Martín García durante la Campaña del Desierto. “Ese reconocimiento lo hice extensivo a otros combatientes de otros pueblos originarios y particularmente al del pueblo mapuche”, agregó.

Raninqueo en el acto realizado por el CECIM al cumplirse 40 años del inicio de la Guerra de Malvinas (2022)

Ese pueblo que estuvo al lado del ejército de San Martín, quien antes de salir para liberar a Chile, hizo lo que nosotros llamamos un Trawün, un encuentro con los mapuche-pehuenche que habitaban la zona de Mendoza, quienes le marcaron los mejores pasos para cruzar esa cordillera que venían cruzando desde hacía miles de años”, contó.

En el marco de las cuatro décadas del inicio de la Guerra de Malvinas el Centro Cultural Kirchner (CCK) recordó también a los caídos y homenajeó a todos aquellos que lucharon por nuestro país con un concierto que recorrió un repertorio de canciones vinculadas a la temática de las islas, que fueron ejecutadas con un ensamble de cámara formado para la ocasión y con muchos artistas invitados.

Fue maravilloso realmente compartir con tantos colegas ese encuentro”, expresó Raninqueo, que llegó allí acompañado por Diego Rolón. “Fue un placer subir con él, que había tocado casi con la mitad de los artistas que estaban esa noche en el CCK, llegar con Diego fue llegar más tranquilo”, expresó el artista platense criado en el barrio El Mondongo.

Nuestra participación allí tuvo que ver con la idea de visibilizar la participación de los distintos pueblos originarios en la Guerra de Malvinas, algo que no se conoce demasiado”, contó Raninqueo. “Sentí esa noche que especialmente debía hablar por los combatientes de mi pueblo, para dejar en claro, ante tanto nacionalista de bolsillo, que los mapuche fueron a pelear, a dar su vida para defender a la Mapu, con el mismo ejército que cien años antes los había invadido y masacrado”, agregó.

“Un tipo que compone canciones y escribe poemas”

Martín Raninqueo escribía y cantaba antes de ir a Malvinas, pero esas facetas se profundizaron al volver de la islas, cuando comenzó a contar a través de la canción y la poesía lo que había vivido. Hoy se considera “un tipo que compone canciones y escribe poemas”.

Empecé de chico a relacionarme con la música, cuando mi tía me paso los primeros acordes en la guitarra y me enseño todo el cancionero folklórico de los años 60/70. Ella cantaba en algunas peñas y allí me invitó a acompañarla. Así empezó todo”, recordó. Pescado Rabioso, Sui Generis y La máquina de hacer pájaros fueron luego sus referencias en el rock.

En los años de aprendizaje y experimentación conoció a Diego Rolón. “Con Diego nos conocemos desde los años ‘80, de hecho, comenzamos haciendo música juntos y mis primeras canciones las toque con él (...). Desde entonces en mí música siempre estuvo el folklore y una gran parte de mi vida ha estado también lo rioplatense. Es que no me puedo quedar quieto en un solo lugar, quizá eso tenga que ver con el espíritu de mis ancestros, que iban y venían”, reflexionó.

Desde la urbanidad y desde la música rock, Raninqueo aborda hoy la cuestión mapuche: “Soy un mapuche que nació en la ciudad, ya que el Estado se quedó con las tierras de mí bisabuelo que luego pasaron a manos privadas. Desde entonces los Raninqueo no hemos vuelto a poder vivir en comunidad”.

Junto a Diego Rolón ha editado Vereda al campo (2018), Del grito indio (2021) y Mapuche (2021), un EP de cuatro canciones que fue declarado de interés provincial por el gobierno bonaerense. “Hoy somos dos viejos canosos que decidimos enchufar nuestras guitarras, para desde esa estética acompañar las letras que hablan de mis orígenes mapuche”, expresó.

“Toda esa historia que fue saliendo en una etapa madura de mi vida, la buscamos expresar a través de una estética más rockera (...). Yo necesité formarme en cuestiones que tienen que ver con mis raíces y esa es una búsqueda que no termina nunca. Pensá que nuestra cultura fue diezmada y en ese genocidio cometido por el estado argentino contra el pueblo mapuche, hemos perdido nuestra cultura, nuestro kimün, nuestro conocimiento, así es que la gente de mi generación ha comenzado a reencontrarse y de ese modo hemos iniciado un proceso que ya no tiene vuelta atrás. En ese marco aparecieron las canciones que forman parte de mis últimos trabajos”, repasó.

La discografía de Martín Raninqueo se completa con los álbumes ffff… (2001); Gorrión criollo (2007); Río ir (2012) y Vientos (2013), donde junto con Fabián Passaro, dan cuenta de la experiencia vivida por ambos, durante la guerra de Malvinas.

El próximo 19 de abril el dueto Raninqueo-Rolón, estrena el video de la canción “Somos indios” que fue realizado por Pablo Fried y Rodolfo Scandroglio y que contó con la participación de Anahi Rayen Mariluan, “una de las representantes de nuestro canto mapuche (...) es impresionante su trabajo como artista integral, porque Anahi compone, canta, realiza sus instrumentos y ha trabajado en algunos documentales que tienen que ver con nuestras raíces mapuche”.

Además, Raninqueo publicó dos libros de poesías Poemas al flautista y otros poemas y canciones (2003) y Haikus de guerra (2011), una obra con prólogo de Leopoldo Brizuela e ilustrado con xilografías de Julieta Warman y referido a la historia de Malvinas. Algunos de sus poemas fueron publicados en revistas argentinas y extranjeras y en diversas compilaciones, como El viento también recuerda (1996), antología de escritores ex combatientes de Malvinas. También participó del libro Poesía argentina y Malvinas. Una antología (1833-2022), un trabajo recientemente presentado que “cuenta con una gran cantidad de autores en el que han trabajado enormemente Victoria Torres desde Alemania y Enrique Foffani desde Argentina”.

Hoy acaba de terminar un nuevo libro que, según contó, “el amigo Carlos Aprea tiene intenciones de publicar en Pixel Editora. El libro está terminado así que habrá que ver cuándo saldrá publicado”.

El 19 de abril Raninqueo se presenta en Santa Rosa, en el marco de una actividad de reconocimiento y homenaje a los veteranos y veteranas de guerra que se realizará en la Sala del Pensamiento de la Cámara de Diputados de La Pampa. Y el viernes 22 en la Universidad Nacional de General Sarmiento participará de la actividad Malvinas y arte.

Escuchá/Descargá la entrevista completa

Artículo anteriorTanguito montielero, música y herencia entrerriana
Artículo siguienteTrama política de la stevia