Inicio Categorías Sociedad Yo nunca vine para despedirme…

Yo nunca vine para despedirme…

Querido Beto:
Con el tema de caratas y postales, que tenias y las que te compartí, las coleccionadas por mis hermanos, entre 1968 hasta 1975, entre las cuales esta la famosa carta que los integrantes de del Apolo 11 le enviaron a Raquel, el del modulo lunar de amnstrong, el que piso la luna, la única chica del barrio YPF que recibió respuesta…ja!


Apareció esta oportunidad en Futura de Reflexionar sobre la amistad, como la que se forjo en mi barrio YPF de Berisso con los pibes y pibas a tal punto que teníamos entre todes. Desde Futbol, carrera de Bici, matasapos y otros como 1, 2, 3, pelo pelito es!
Lo mas interesante sí, resulto nuestro primer encuentro; cuando fuiste tu club de V. Lenci a jugar un partido en mi barrio YPF en el año 1977. Luego en el año 1979 nos encontramos en el Albert Thomas, el industrial, en los campeonatos y la selección de futbol donde nos dimos cuenta del primer encuentro. La 3ra vez cuando elegimos electricidad para cursar el ciclo superior. Fue el sello de oro para forjar esta amistad hermana, la de saber quien esta a tu lado en todos los momentos, el complemento de tus pensamientos con el que se enciende la "chispa" y hasta se siente ese fuego hermoso desde el alma… con el que convertimos los viajes siempre en buenos momentos pese a las dificultades.


Ya veo, es monumental para mi esta historia y demasiado extensa para una sola carta. Tendré que ordenarme y escribir en capítulos el crecimiento de esta amistad increíble y jugosa a tal punto de compartir con los hijos la esperanza, la convicción y la fuerza de voluntad. Siempre fue una característica inalterable en nosotros, por eso sabes que yo nunca vine para despedirme.


Gabriel, Rulo, tu Amigo

Artículo anteriorCarta amistad I
Artículo siguienteYa está en marcha la nueva Confederación de Medios Cooperativos y Comunitarios