Inicio Cacodelphia El pueblo kamiare exige al Museo de Ciencias Naturales la restitución de sus ancestros

El pueblo kamiare exige al Museo de Ciencias Naturales la restitución de sus ancestros

Entre numerosos casos, la Asociación Encuentro Indígena Tres Arroyos ha hecho el pedido para la recuperación de los ancestros y ancestras exhumados en el sitio arqueológico “Arroyo Seco” y la comunidad Sikiman, del pueblo Kamiare (Comechingones), exige al Museo de Ciencias Naturales de La Plata la restitución de los restos que integran las colecciones de la institución. 

Dra Magdalena Odarda y el lic. Fernando Pepe Restitución a la Comunidad Indígena de Punta Querandí. 6 de marzo 2021

“A partir de la creación del Área de Identificación, Restitución y Protección de Sitios Sagrados se han multiplicado los pedidos de restituciones en los últimos tiempos. Eso ha generado un gran movimiento de restitución de ancestras y ancestros que venimos llevamos adelante”, contó el antropólogo Fernando Pepe, presidente del colectivo GUIAS (Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social) y Coordinador del Área Nacional de Identificación y Restitución de Restos Humanos Indígenas y Protección de Sitios Sagrados, del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). 

Entre los últimos pedidos que han trascendido, se encuentran los reclamos de la Asociación Encuentro Indígena Tres Arroyos, que ha hecho el pedido para la recuperación de los ancestros y ancestras exhumados en el sitio arqueológico “Arroyo Seco” y el reclamo de la comunidad Sikiman, del pueblo Kamiare (Comechingones), que exigen al Museo de Ciencias Naturales de La Plata la restitución de los restos de todos sus ancestros que integran las colecciones de la institución. 

“El pueblo kamiare reclama a la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de La Plata de la UNLP, los ancestros que pertenecen a sus comunidades, mientras que las organizaciones de Tres Arroyos buscan recuperar para esa localidad los que hasta ayer no más eran los restos humanos más antiguos de la provincia de Buenos Aires y, que -actualmente- se encuentran en Olavarría”, explicó Pepe.  

Con la comunidad Sikiman venimos trabajando en otros pedidos de restitución que no han tenido mucha visibilizacion, por eso es bueno el reclamo que han realizado al museo, porque visibiliza pedidos de mucha importancia, como es el pedido de 88 ancestros que fueron sacados del Cerro Colorado, el sitio sagrado más importante de Córdoba, un sitio ceremonial con arte rupestre milenario”, puntualizóó en diálogo con Cacodelphia

El próximo paso es que los 88 restos de ancestros sean restituidos y enterrados en ese sitio sagrado tan importante para el pueblo”, manifestó Pepe y aclaró que en ese sentido se vienen plasmando distintas reuniones con todas las comunidades de Córdoba.  

La figura de Florentino Ameghino

Sobre el reclamo que la comunidad Sikiman de la provincia de Córdoba, le hizo al museo platense, Pepe, en principio confirmó que esos restos humanos forman parte de las colecciones de la entidad y son plausibles de ser restituidos. “Uno de ellos es un individuo catalogado en el museo como «indio, número 26», por ser Florentino Ameghino quien lo exhumó de un enterratorio ancestral en 1885”, precisó. 

Sobre el científico y naturalista italiano, Pepe marcó que fue quien exhumó algunos de los ancestros reclamados por la comunidad cordobesa, aunque aclaró que “no lo hemos encontrado relacionado con lo que sí fueron las profanaciones que hizo el Perito Moreno. El antropólogo buscó sitios muy antiguos, no como el Perito Moreno, que estuvo en combate directo con los hombres y mujeres que resistían el genocidio. De hecho, Ameghino fue un gran disidente de la política de quien fuera el fundador del Museo de La Plata”. 

Ameghino, explicó Pepe, “se dedicó a buscar el origen del hombre en el plata y los restos de Córdoba son parte de esa búsqueda. Él planteaba y no era descabellado en esa época, que el origen del hombre había sido en nuestro territorio y algunas de sus teorías recientemente se han comprobado. Hace poco se han datado los restos humanos encontrados en Lujan y le dieron casi 12 mil años, o sea, son los restos más antiguos de la Argentina, que corroboran la convivencia entre el hombre y la mega fauna, que tanto planteó Ameghino”. 

"en Neuquén, una empresa con financiamiento de Qatar, lleva adelante un emprendimiento multipropósito que afecta a un cementerio originario"

El antropólogo aclaro además que “las comunidades están atravesando problemáticas muy serias debido a ciertos emprendimientos económicos que se llevan adelante en distintas partes del país, sin tener en cuenta los impactos ambientales. De ese modo las comunidades originarias ven afectado su patrimonio material e inmaterial”.  

En Cerro Colorado, por ejemplo, los 88 ancestros que hoy se están reclamando, fueron sacados para hacer una conexión de gas y en Neuquén una empresa con financiamiento de Qatar, lleva adelante un emprendimiento multipropósito que afecta a un cementerio originario”, manifestó Pepe. “Mientras que en otros lugares se profana el paisaje, es decir el patrimonio inmaterial de las comunidades”. 

Una recuperación para sanar y respetar 

Finalmente, y con respecto al reclamo que el encuentro Indígena de Tres Arroyos, le hizo al INAI para la devolución de restos óseos originarios de la zona, Pepe explicó que esos “restos estaban expuestos en el Museo de Olavarría y en La Plata y por motus proprio fueron retirados de exhibición en el año 2001. Por eso hoy lo que están denunciando es que esos ancestros quedaron en el museo de Olavarría, no quedaron en el pueblo, ni en un museo de sitio”.  

La Asociación de Tres Arroyos ha conseguido el apoyo de muchas comunidades mapuche-tehuelche de la región para que los restos vuelvan a ser enterrados en el territorio desde donde nunca debieron ser sacados”, expuso. Esos restos fueron excavados por un equipo interdisciplinario de distintas universidades del país; dirigido por el antropólogo Gustavo Politis. “Y la ciencia ya los estudió y aunque siempre habrá nuevos estudios, que implican la destrucción de una parte de esos restos humanos, en algún momento hay que ponerle un coto final a todo eso”, explicó Pepe. “Sobre todo cuando las comunidades de pertenencia la reclaman, entonces tienen que volver y ser enterrados según dictan las cosmovisiones”, concluyó.  

Escuchá/Descargá la entrevista completa

Artículo anteriorMarlene Wayar: “No es sólo una indemnización en términos invidivuales sino también para el colectivo”
Artículo siguienteLa Justicia avanza en el esclarecimiento del caso Lito Costilla