Hongos que descontaminan: Una esperanza ambiental en manos de la ciencia

Una investigadora del Conicet explica las posibilidades de biorremediación de suelos contaminados que se abren a partir del estudio de hongos de la madera.

Natalia Di Clemente, doctorada en Ciencias Biológicas de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP, se desempeña en el Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales del Conicet, estuvo en Los Mundos Posibles donde se explayó sobre su trabajo investigando la remediación de suelos contaminados con hidrocarburos (derivados del petróleo) mediante hongos de la madera.

Para empezar, Di Clemente definió el campo de trabajo abordado en sus investigaciones: “Me especialicé en biorremediación utilizando hongos de la madera, que se conoce como micorremediación, trabajé sobre suelos contaminados por residuos provenientes de la industria petrolera. La biorremediación se desprende de la palabra remediación, es la exigencia a las empresas que reduzcan lo que contaminan a niveles estándarizados para que no sean riesgosos para la salud humana y el medio ambiente”.

Los hongos descomponedores de la madera liberan enzimas que degradan la ligninga, un componente de la madera, un polimero de estructura bastante compleja similar a los contaminantes. Estos hongos pueden atacar y degradar una amplia variedad de compuestos contaminantes que están en el ambiente como plásticos, derivados de la industria petroquímica e incluso de la industria alimenticia”, agregó la científica.

La entrevistada se refirió a las ventajas que ofrece la biorremediación frente a otros métodos más tradicionales: “Se está empezando a ver de qué manera su usan estas tecnologías que son amigables con el medio ambiente, se utilizan tratamientos que son mucho más costosos y tienen un impacto más fuerte, entonces la idea que estoy proponiendo es la de combinar estrategias para que podamos detoxificar a los estándares que exige la normativa, pero con un menor impacto y que también lo que se remedia no sea tóxico”.

Es alucinante lo que puede lograrse con los hongos, a lo largo de la historia le han dado mucho a la humanidad, desde lo alimenticio hasta lo industrial, este rol descomponedor que tienen es fundamental, hay muchas cosas que ignoramos solamente porque no se ve, sin los hongos estaríamos tapados de basura orgánica”, destacó Di Clemente al momento de evocar qué fue lo que la atrajó del estudio de los hongos.

A modo de reflexión, la investigadora del Conicet expresó que “no podemos negar que estamos en una crisis ambiental, es importante la consciencia pero también la resistencia, la ciencia no tiene que ser para unos pocos, su fundamento es estar al servicio de la sociedad, la ciencia puede remediar un suelo contaminado con hidrocarburos residuales del petróleo, el tema es replantearnos los modos en que producimos energía”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: