Aunque la pantalla, palabras disidentes habitando el mundo

Aunque la Pantalla es un poemario que reúne 8 escritorxs del taller de escritura resiliente de Ariell Carolina, realizado y autoeditado durante la cuarentena. A través de este trabajo, lx tallerista busca extender las redes y herramientas autogestivas para la edición literaria.

Aunque La Pantalla: “Es un poco el sueño de seguir autoeditandome. pero también editar el material de mis talleres y poder dar la oportunidad a otras personas de atravesar ese proceso”, contó lx escritorx Ariell Carolina. “El proceso está tan visto elitisticamente, que pareciera imposible. Y la verdad que no, que no es imposible, solamente es promoción, mucha paciencia y trabajar muy en serio. Sacamos libros y nos parece muy importante hacerlo”, agregó.

El poemario, cuenta además con el prólogo de Cielo Nuar, el diseño de tapa y contratapa de 1 Dinosaurio y la maquetación de Lourdes Reinaga. A diferencia de su primera autoedición, Nuestra venganza es nuestra autonomía: “Este libro es un poco más ambicioso, es a full color y tiene fotografías de une de les participantes. Que decidió, en vez de compartir sus textos, acompañar desde el decir de la fotografía analogica”, detalló lx tallerista en comunicación con Una Amiga Imaginaria.

Ariell destacó lo necesario que es apostar a la autogestión “moviendo una economía entre nosotros”. En este sentido señaló la importancia de compartir las herramientas que permitan circular la palabra y permitan la validación de aquello que se quiere poner a circular. “Para mi es eso: la perseverancia, el aprender a escucharnos, el tener una red, abrir una puerta para que le otre pueda ser parte y que el día de mañana se sigan autoeditado elles y puedan sacar sus materiales. (...) Siento que es importante generar esas redes de autovalidación entre nosotres, compartirnos y saber que nuestras palabras son válidas. La importancia de que las palabras disidentes habiten el mundo, y que nos las habilitemos entre nosotres (...) es mucho activismo de romper con eso, y con esa idea de quienes pueden editarse, cuales son las palabras correctas para que suceda un libro y quienes no. Romper con eso y entender que todes podemos editarnos, todes podemos pasar por esa experiencia y que simplemente ponerse, trabajar y armar esas redes”, concluyó.

Escuchá/Descargá la nota completa: