El Negro Gómez presentó Bajo el Sol, “un disco personal y repleto de amigos”

“Siempre tuve una personalidad muy curiosa, por eso he tocado muchos estilos de música. Yo me considero desde el instrumento que toco, un instrumento de base, un obrero de la música”, expresó el legendario bajista, figura clave de la escena platense.

“Es un disco de laboratorio, donde cada tema tuvo una formación y una estética diferente y que pude grabar con compañeros con los cuales compartí la música en distintos proyectos, están también mis hermanos y todos aquellos con los que he vivido cosas increíbles”, dijo el músico y docente Omar “El negro” Gómez sobre su nuevo trabajo .

El volumen dos de Bajo el sol fue grabado entre 2016 y 2021 en Estudio PG por Pablo Gindre, Estudio Picante por Pablo Rodríguez Cortaberria y en Estudio Tolosa Road por el mismo bajista nacido en Brandsen. “Aprovechando algunos conocimientos que adquirí cuando trabajé en los estudios Sonosfera, me animé a grabar en mi propio Home Studio, donde se terminó de completar la idea que había comenzado hace varios años”, contó a Cacodelphia.

Del disco participan, entre otros, Luis Gurevich, Potolo Abrego, Federico Arreseygor, Víctor Carrión, sus hermanos Silvia y Néstor, Daniel Chapet, Ezequiel Ortíz, Juan Rossi, Sofía Saba y María Mollón. “Están los amigos de toda la vida, desde Rubén Duca, con quien tocaba en Clase única –formación con la que se presentó en el Plaza Jazz Festival de La Habana-, hasta Juancho Perone, tremendo percusionista rosarino, que conocí a través de su música y después con los años yendo a participar del Encuentro de Rosario, tuve la oportunidad de conocerlo, tocar con él y hacernos amigos” dijo el músico que ha transitado muchos escenarios en distintas ciudades del país y el exterior, con diversas formaciones y grupos. “Mucha gente que más allá de la música, vivimos juntos cosas fuertes a nivel vida, por eso es un sueño cumplido que hayan participado del disco”, expresó. La gráfica del disco estuvo a cargo de Gera Echeverría Soulé y la fotografía quedó a cargo de Germán Andrés Saadi.

Para que todos participen en serio, aplique lo que aprendí del Chango Farías Gómez, que era un líder re groso, pero no era un director que decía hace esto y esto otro, sino que buscaba la impronta de cada músico”, explicó. “Así fue que los músicos que participaron, tuvieron mucha libertad, como para hacerse dueños y participar de verdad. Al trabajar de ese modo, en libertad y sin limitaciones, hizo que el disco creciera”, dijo Gómez.

Desde hace muchos años el músico viene tocando y participando de la escena platense “que están rica, variada y bonita” dijo. Desde el año 1987 se desempeña como músico de sesión en diversas agrupaciones. Entre otras formaciones integró Clase Única, con Quique Roca en piano composición y arreglos, y Rubén Duca batería; formó parte de la orquesta típica Los Inmigrantes, junto a la figura emblemática del violinista Osvaldo Rodríguez (Orquestas de: José Basso, Miguel Calo, Carlos García), fue parte de La Sonora, del grupo de Tango contemporáneo Capicúa, formado por Tato Finochi, Néstor Gómez, Mono Izarrualde y Horacio López y del grupo Estilo Libre. Además, creó Contr3sbajos, junto a Daniel Maza y Matías González en bajo y Horacio López en batería. “Siempre tuve una personalidad muy curiosa, por eso he tocado muchos estilos de música. Yo me considero desde el instrumento que toco, un instrumento de base, un obrero de la música”, expresó.

Palabras para El Chango

“Es un disco que tuvo su tiempo y su trabajo”, contó el músico que integró La Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, último proyecto iniciado del Chango Farías Gómez, donde logró reunir, según expresó, “todos los caminos musicales que antes había transitado”. Desde el 2009 hasta que el 2011, que falleció Farías Gómez, el músico fue el bajista de esa big band de folklore creada por el músico, compositor, arreglador e intérprete. “El chango armó una gran orquesta, porque decía que el folklore no tuvo esa oportunidad, como si la tuvo el jazz y el tango y a partir de la orquesta buscó que la música folklórica tuviera una evolución musical y así llevar a nuestra música a un lugar de excelencia”, resaltó.

“Es un disco que tuvo su tiempo y su trabajo”

Bajo el Sol abre con Chacarera del Triste de los Hermanos Simón y continúa con cuatro obras que le pertenecen al reconocido bajista de la ciudad. “El primer tema es una canción que quiero mucho, porque me hace acordar al Chango Farías Gómez, la intro que uso es la que usaba el Trío Vitale Baraj González, que tanto me gusta y es parte de mí formación. Es un tema que uso mucho cuando doy alguna clínica, es una chacarera que me sale fácil, que me representa y que no sé cómo aprendí, pero seguro tiene que ver con mi familia”, dijo.

“El segundo tema (Hasta que aclare el cielo), es una zamba rara, pero con forma de zamba, que se puede bailar y que trabajé con Luis Gurevich, a quien conocí formando parte de la Orquesta conformada por el Chango y luego juntos acompañamos por Japón a la cantante japonesa, Anna Saeki”, remarcó.

Luego sigue ¿Ya lo Escuche?, Sigo, donde se puede escuchar un hermoso solo del armoniquista, Daniel Chapet y el disco cierra con Vitro Vidala, que cuenta con la introducción del poema Querido Negro, interpretado por Juan Rossi. “Juan con la palabra justa, dice que lo que más duele es siempre es lo pendiente, pero también que uno hace las cosas en el momento que las tiene que hacer, sino en otro momento no las hizo, es porque no estaba para nacer, habla de la semilla que siempre está latiendo”, contó quien da clase de bajo eléctrico en forma particular y desde hace más de 20 años es docente en la Escuela de Arte de Berisso.

El músico es parte de una familia platense, que tiene una raíz santiagueña muy fuerte y marcada, aunque aclaró que “pensarme solo desde el folklore no me define, soy folklorista pero toco el bajo”, dijo y agregó que “si me pienso como músico de jazz, me estoy también olvidando de una parte, porque he tocado música latina, candombe, toqué mucha salsa, toque en la salsera y toco ahora en Monteadentro, soy algo de todo eso y todas esas músicas y todos esos caminos que uno fue transitando, se pueden escuchar en este Volumen II”.

Finalmente, sobre su reciente trabajo discográfico que ya se puede escuchar en todas las plataformas digitales, el bajista aseguro que “le gustaría editarlo de manera física, porque esto de la virtualidad, está muy bien, pero no podés poner quien toco, quien lo grabo, nada de información y eso no me gusta mucho”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa