Como el Viento, un documental gitano

El film dirigido por la antropóloga Raquel Ruiz, nos introduce al mundo de la cultura gitana platense a través de un documental donde “el punto de vista está directamente puesto en romper ese estereotipo patético que se arma” en torno a la comunidad”, contó la directora en comunicación con El Verano Prometido.

Como el Viento es un documental observacional que nos abre una ventana en la cotidianidad de las familias gitanas platenses. “Lo que hicimos fue establecer una especie de relato con momentos dramáticos a través de un personaje, que es Mara, una mujer criolla que decide hacerse gitana. A través de los ojos de esta mujer se va relatando, se van contando, se van entretejiendo las costumbres de ellos”, detalló su directora, Raquel Ruiz. La película es un resultado de 4 años de trabajo de campo que nacieron del interés de Raquel por esta comunidad: “a veces las culturas, hacia dentro, son un enigma. Entonces me parecía que está bueno visibilizar, desmitificar y que la gente empiece a vivir lo que yo comencé a vivir con ellos cuando me empecé a hacer amiga”, explicó.

Creo que no existe la objetividad, siempre tomó postura en lo que cuento y en este caso el punto de vista está directamente puesto en romper ese estereotipo patético que se arma a la hora de decir que las gitanas adivinan la suerte, te leen la mano. (...) Ya hay determinadas prácticas gitanas que ahora perdieron el sentido. Me interesó mucho, por ejemplo, ver la contradicción que se ve entre los viejos gitanos y los gitanos más jóvenes con la pérdida de la lengua (...) Esa ruptura me pareció impactante: como las culturas, si bien mantienen su identidad en algún punto, se van transformando. No digo para peor, digo que cambian nomas”, contó la realizadora. En este sentido, agregó que si bien las familias con las que trabajaron ya rompieron con estas tradiciones, “si hay algo que cohesiona, que les da una identidad y que se siguen manteniendo. Tienen sus ropas tradicionales, sus polleras largas, evitan los trabajos en relación de dependencia, son autónomos. Hay un montón de características que los hacen ser un mundo dentro de otro mundo, que es nuestra ciudad”.

La película se estrenó en el Festival de Cine Gitano de Kosovo, lugar elegido por la fuerte presencia de la comunidad en el lugar y fue seleccionada para participar de un festival escenográfico en España. “Digamos que se ha tenido en cuenta el cuidado que tratamos de tener con la investigación que hicimos porque es difícil abordar estos temas. Era complejo porque tiene muchas aristas” contó Raquel y subrayó el trabajo respetuoso que se practicó mientras iban al barrio: “yo trato en general en la vida de hacer ese ejercicio de manera continua. Son ejercicios, los de la empatía, con las personas que son como otros culturales” esto se traduce en “acuerdo con ellos, nunca ponemos cosas que no quieran, o forzamos nada. Después fue más fácil cuando nos hicimos muy amigos y aun así mucha gente se bajó a último momento. No es fácil estar expuesto con la cámara y mostrar tu vida, tus cosas, tu intimidad

La película todavía no tiene fecha de estreno en Argentina, pero Raquel señaló que la intención es que este año pueda estrenarse y “que ellos también la vean, que vayan al cine, porque no van mucho. Es una buena oportunidad para que vayan, para que llenen el cine con las familias gitanas, que se vayan a ver”. De no ser posible, “pondremos una pantalla gigante en el barrio”, concluyo.

Escuchar/Descargar la entrevista completa: