Nombrar y entrar en detalle al universo de los árboles

En el casco fundacional de La Plata se estima que hay alrededor de 81 ejemplares de más de 100 especies. Proyecto Arbórea propone conocerlos y detenerse en sus principales características. También busca mapearlos para trazar un compromiso entre los vecinos y su entorno.

La historia de Proyecto Arbórea se remonta a una hoja encontrada por Andrea Suárez Córica y a un árbol ubicado en la puerta de su casa, el cual siempre miraban con su hijo Juan Manuel. De este primer acercamiento, surgió una primera pregunta luego de una larga charla sobre planetas: “Juan Manuel, vos que sabés tanto de los planetas pero no los tocamos, no los vemos, no tenemos una interacción cotidiana, sabés sobre eso que no tocamos ni vemos, ¿cómo se llamará este árbol?", contó la artista en el aire de El Verano Prometido

Esta primera pregunta los llevó a hablar con los vecinos de su cuadra sobre ese árbol desconocido para ellos: “descubrimos que los vecinos y las vecinas no sabían el nombre del árbol, sabían las prestaciones: ‘este árbol con el que hago té de tilo, este árbol que tiene las flores azules o las flores celestes, este árbol que da una sombra grande, este que trae aves, en fin”, explicó. De esta consulta vecinal surgió una nueva pregunta que guiaría el proyecto: "¿por qué a la gente no le interesa saber el nombre de los árboles?" De este interrogante surgió la necesidad de la lectura y la contemplación en detalle: “esta investigación poética empezó a darse de esta manera, con lo cotidiano, con lo que tenemos ahí, todos los días, que son los árboles de las veredas y ahí es donde empezamos a trabajar”, detalló Andrea.

Proyecto Arbórea nació, en principio, como el proyecto Bosque Ambulante donde con registros de diversos tipos la flora local, sus formas, sus características, sus diversas formas de registro, llegaban a las aulas de los colegios. Luego, y hace ya más de 5 años, continuaron las caminatas urbanas de Arborea junto a Territorio Tolosa. Actualmente, forma parte del Foro en Defensa del Árbol junto a diversas organizaciones, donde “estamos en pleno trabajo, de mapeos y todo lo que tenga que ver con la difusión” para volver a dar talleres y caminatas en marzo.

Proyecto arbórea se plantea como una investigación poética

Además del amor a los árboles, “lo que queremos es ver cómo trabajar con los habitantes de la ciudad, que son los que tiene el árbol en la puerta pero que quizás, (...) necesitamos una mirada que atraviese eso para que la cosa sea de otro modo (...) Visibilizarlos y ver todo lo que nos falta como comunidad: el cuidados, el compromiso, pero la cosa colectiva”, explicó Andrea y agregó que: “nosotros queremos contagiar compromiso, contagiar amor, contagiar comunidad. No es contagiar indiferencia y si el otro no hace yo tampoco. Por el contrario, yo hago lo que me hace sentir bien a mí”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa