Inicio Categorías Sociedad Repudio a la prisión domiciliaria para Julio Garachico

Repudio a la prisión domiciliaria para Julio Garachico

Se conoció la sentencia a Garachico y Miguel Etchecolatz por los crímenes en el centro clandestino de detención Pozo de Arana. Ambos recibieron prisión perpetua y el tribunal ratificó la prisión domiciliaria para Garachico.

Foto: LaPlata1

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata dictó prisión perpetua para los represores Miguel Etchecolatz y Julio Garachico por los crímenes cometidos en el centro clandestino Pozo de Arana durante la última dictadura cívico militar. Sin embargo, los delitos no fueron reconocidos en el marco de genocidio y no se tuvo en cuenta la desaparición forzada de las víctimas.

A su vez el tribunal ratificó la prisión domiciliara para Garachico lo que generó un alto repudio por parte de los familiares y los organismos de derechos humanos. En una sala colmada, recibieron la sentencia del juicio en el que se condenaron los delitos cometidos contra Jorge Julio López, Francisco López Muntaner, Patricia Dell'Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez y Guillermo Cano.

La abogada querellante de Justicia Ya!, Pía Garralda, criticó el carácter de los delitos por los que se condena a los represores. "Hay un retroceso porque no se consideraron los delitos en el marco del genocidio y tampoco acá ni si quiera se considera la desaparición forzada. Es decir volvemos a foja cero en lo que es materia de reconocimiento del Estado de lo que significó la última dictadura genocida", expresó en el marco de la transmisión especial de Pulso Noticias y La Retaguardia.

Los murmullos y los gritos de repudio resonaron en la sala cuando el Tribunal confirmó la prisión domiciliaria para Garachico, quien escuchó el veredicto desde su casa del barrio Juramento en Mar del Plata. En ese momento, se hizo oír el enojo con el cántico "Cárcel común, perpetua y efectiva/Ni un solo genocida por las calles de Argentina". Finalmente, los familiares y miembros de organismos de derechos humanos procedieron a retirarse. "Lo que desató el enojo de la sala es que mantienen la domiciliaria de Garachico, porque no lo ameritan sus afecciones de su salud, como siempre decimos que es un beneficio que se les otorga a los genocidas y las cárceles están pobladas de gente de bajos recursos que no tienen condena", afirmó Garralda.

"Como siempre decía Nilda (Eloy): es la justicia que tenemos no que queremos, y es una justicia de clase. Estos genocidas cometieron los delitos más grandes que se puedan cometer y aún tienen beneficios", agregó.

La abogada hizo hincapié en la importancia de que esta instancia se haya realizado de manera presencial porque "el tribunal sintió la presencia y las exigencias del público cuando se retiraron de la sala. Recordemos que fue el torturador de Julio López".

Por último, declaró que van a preparar una apelación para cuando se ratifique la sentencia: "Vamos a apelar por la calificación de los delitos porque es un retroceso de algo que el mismo Estado ha reconocido a través del poder judicial: de que lo que ocurrió en Argentina fue un proceso genocida que fue una matanza discriminada para un grupo de personas que eran militantes sociales. Esta sentencia le quita el carácter político hemos conseguido en estos juicios".

Artículo anteriorSentencia contra Etchecolatz y Garachico: el juicio que retomó el testimonio de Jorge Julio López
Artículo siguienteReflexiones en torno al juicio por crímenes de lesa humanidad cometidos en el Pozo de Arana