ESPACIO ARECIA / Las revistas culturales exigen la democratización de la prensa gráfica

Claudia Acuña, fundadora y periodista de la cooperativa de trabajo La Vaca, se refirió a los distintos reclamos de la Asociación de Revistas Culturales Independientes de la Argentina (ARECIA) para garantizar la protección y el impulso de este sector. Fundamentalmente, apuntan a modificar las prácticas monopólicas que rigen para la comercialización del papel y de la distribución de publicaciones gráficas.

Escuchá la columna completa
"Vivimos el paradigma del periodismo que era la competencia, tuvimos que destruir varios de esos paradigmas para la prensa comercial. Teníamos en claro que queríamos hacer otro tipo de comunicaci´n, en este camino fue que empezamos a construir ARECIA que tenemos muchísimas cosas diferentes y otra en común", historizó Claudia Acuña.
ARECIA mostró en los últimos años que los editores independientes representan un sector en crecimiento (25% en 2014), con inserción en todo el país (el 39,6% se edita en Ciudad de Buenos Aires), con impacto económico directo (1,4 millones de lectores para los kioscos de todo el país y 3 millones de pesos mensuales a la industria gráfica Pyme), y generador de empleo digno para 1312 personas. Sin embargo, las revistas culturales continúan sobreviviendo, sin políticas públicas que las fomenten y protejan, en un sector dominado por la concentración, que encabeza el oligopolio conformado por Clarín y La Nación.
Las más de 300 revistas que componen esta red federal exigen la urgente resolución de tres puntos:
  • Derogación del decreto que consagra la concentración de la prensa gráfica en Argentina.
  • Sanción de la Ley de Fomento a las Revistas Culturales Independientes y Autogestionadas.
  • Sanción de la Ley que regula el trabajo de canillitas.
En cuanto a la derogación del decreto 1.025, Acuña explicó que esta legislación vigente desde 2001 "consagra que manda el mercado. Mientras siga vigente ese decreto, cualquier protección que pidamos a la Justicia queda anulada porque el marco regulatorio vigente dice que lo que manda es el mercado. Osea, que es la ley del más fuerte". Esta normativa establece que se podrá editar, distribuir y vender diarios, revistas y afines, en un régimen de libre competencia y sin restricciones
Según puntualizó la periodista,"pedimos la ley de fomento de revistas culturales independientes porque nos parece que es necesario darle a este sector ´un shock´ de recursos después de haber atravesado un combate desigual con medidas tan arteras que lo ha permitido el Estado necesitamos recuperar fuerza para invertir en maquinarias, en constituir espacios de trabajos decentes y garantistas de todos los derechos laborales, como debe ser".
"No somos contrainformativos ni alternativos, porque nuestro trabajo no va en contra de alguien, sino que apunta a construir otra cosa", expresó Acuña. "Decidimos denominarnos culturales para diferenciarnos de las comerciales, hay otras cosas que nos diferencian, que nos hacen ser. El centro de nuestra producción es la noticia", destacó.


RAP -Todo Terreno- lunes a viernes de 10 a 12.30

Otras columnas del Espacio ARECIA

Revista Sudestada: la muerte de Santucho