Holmberg, el pionero

Los primeros relatos sobre viajes a Marte y robots que se publicaron en Argentina llevan su firma. También fue un apasionado naturista que recorrió todo el país documentando la flora y fauna autóctona. Quién era el padre no reconocido de la ciencia ficción local.

Matías Esteban, docente, escritor y agitador literario, se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde compartió sus conocimientos sobre vida y obra de Eduardo Ladislao Holmberg (1852-1937), escritor argentino responsable de Viaje maravilloso del señor Nic-Nac, textofundacional en materia de ciencia ficción dentro de lo que es el territorio argentino: “Es una novela rarísima para la época, no hay escrito ningún viaje previo de un ser humano a Marte como está escrito en esta novela, de hecho en el prologo no se menciona esto, tampoco es necesario decirlo, pero obviamente en Argentina es un precursor de la ciencia ficción, no había nada escrito dentro de ese género, él es el iniciador”.

Después tiene un texto muy raro que se llama Horacio Kalibang o los autómatas, que habla de una especie de robots, también escribió Una bolsa de huesos, que es uno de los primeros relatos policiales de Argentina, todo este trabajo literario, que parecería no tener ningún tipo de relación con su figura se enlaza con el espiritismo, una disciplina que él estaba estudiando y que era muy discutida en la época”, señaló Esteban.

A modo de síntesis, el columnista explicó  que Holmberg veía la literatura como un mero pasatiempo, ya que en el fondo lo apasionaban sus estudios naturistas y las investigaciones de carácter científico que volcó en decenas de escritos propios: “Tenía mucho trabajo publicado, sobre todo de viajes, había viajado mucho a Patagonia, publicó también otras excursiones en la provincia de Buenos Aires, viajó Bahía Blanca, Tandil remontó el río Luján haciendo relevamiento científico, recolectando especies botánicas, arácnidos y bichos, un gran laburo científico”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: