El derecho al aborto es ley en Argentina y la marea verde festeja en todo el país

El Senado aprobó por 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, minutos después de las 4 de la mañana. El festejo se extendió por todas las plazas del país donde se realizaban vigilias desde el martes a la tarde.

PRODUCCIÓN: Agencia FARCO

Luego de años de lucha del movimiento de mujeres, este miércoles por la madrugada el Senado dio sanción definitiva al Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) por 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención, minutos después de las 4 de la mañana, en una jornada histórica que fue seguida por miles de organizaciones y colectivos feministas en todo el país.

El festejo se extendió por las calles y plazas de los cuatro puntos cardinales de Argentina, donde se realizaban vigilias y distintas actividades para acompañar el debate y manifestar el deseo y la necesidad de conseguir esa ley.

Desde Viedma, la vicepresidenta del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), Cristina Cabral, aseguró, una vez aprobado el proyecto que venía con media sanción de Diputados, que “hay una historia que está cambiando y es un punto de inflexión que abre nuevos debates y desafíos para todo el movimiento feminista”.

Es una puerta de entrada re grande que queda abierta para el resto de los países en Latinoamérica que están nutriéndose de todo lo que viene discutiéndose en Argentina”, agregó en declaraciones a Radio Encuentro.

Florencia, otra de las personas que se sumó a la vigilia y festejo en la capital rionegrina, se sorprendió al repasar el resultado final de la votación, que hasta último momento generó incertidumbre. Además, resaltó que la sanción de la Ley IVE es un logro de las militantes mujeres y disidencias, “desde las más grandes, que hace años lo vienen militando, y las más jóvenes estamos escribiendo la historia”.

Imaginate que dentro de 40 años te pregunten dónde estuviste el 30 de diciembre de 2020. Estuve en la plaza con las pibas gritando que ya es ley, es seguro y gratuito”, concluyó

En Mendoza, la Plaza Independencia de la capital fue el escenario de encuentro y festejo. Allí, la diputada provincial del Frente de Izquierda de los TrabajadoresMaité Rodríguez Ávalos, dialogó con Radio La Mosquitera, presente en la plaza, y afirmó que “es un día histórico” para el país y el movimiento de mujeres.

También se refirió a la lucha de muchos años de “las pioneras, que merecen todo nuestro homenaje el día de hoy”. La legisladora no ocultó su alegría por lo sucedido en el recinto de la Cámara alta y expresó: “Ahora tenemos que reafirmar esto que hemos conquistado en las calles. Tenemos que seguir peleando porque nunca fue fácil para nosotras, y esto es la demostración”.

Aválos sostuvo que “todo el país y el mundo ha estado viendo lo que pasado hoy en Argentina” y reafirmó que la lucha del colectivo debe “seguir en las calles conquistando derechos. Nuestra lucha no terminó acá y es un empujón para seguir adelante”.

Por otro lado, Fernanda Rotondo, de la organización Abogados y abogadas del Noroeste argentino en derechos humanos y estudios sociales (ANDHES), remarcó en comunicación con FM Raco que “la legalización del aborto significa un piso de derechos humanos para todas las mujeres y personas gestantes para, no sólo acceder al derecho al aborto, sino a otros derechos sexuales reproductivos y no reproductivos también”.

Para Rotondo, “el desafío es la reglamentación y ejecución de esta ley en Tucumán, ya que no solamente el acceso al aborto legal sino a otros derechos”, y pidió “que haya un acompañamiento nacional para hacer que esta ley funcione en la provincia”.

Por último, se refirió a los dichos de la representante tucumana Silvia Elías de Pérez durante su exposición en el Senado, quien aseguró que de aprobarse el proyecto iban a “presentar recursos a lo largo y a lo ancho del país hasta que algún juez la declare inconstitucional”.

La judicialización es una mentira y es una mentira que viene funcionando para implantar miedo a los actores judiciales pero también a los del sistema de salud. En este caso lo que podemos hacer las organizaciones es acompañar para que la ejecución sea lo más transparente posible, para que haya efectores que sean idóneos y sobre todo para que los baches que hay en la justicia y en todo el sistema público desaparezcan”, opinó Rotondo.