Vuelven los talleres a los centros culturales

Luego de 8 meses de espacios culturales cerrados, la Provincia y el Municipio autorizaron la apertura paulatina para dictar talleres bajo protocolos de prevención e higiene. Mientras tanto, continúa la lucha del sector para que se declare la Emergencia Cultural y el Registro de casas Culturales de La Plata

Foto: pedido de emergencia cultural en la plata

Va a ser todo una apuesta, porque la mayoría de las veces en diciembre como que las personas aflojan un poco y esto va a ser recién el comienzo. Un diciembre raro, pero con mucha apuesta del sector”, contó en el aire de Futura en Casa, Melina Pérez, referente del centro cultural Colibrí Arte y Cultura. Si bien los talleres ya pueden funcionar, todos los espacios culturales deben cumplir con las normas de seguridad e higiene: ventilación natural del lugar, delimitación cada 2 metros, alcohol en gel, control con termómetro digital y desinfección continua de los espacios de trabajo. 

El pedido de ayuda para que los centros culturales puedan cumplir con estas normas es parte del pedido de Emergencia Cultural que se viene impulsando desde el sector: “obviamente que la mayoría estamos con deudas que nos está costando afrontar. Más sumado a que hay que re-adecuar el espacio y que hay que comprar una gran cantidad de elementos sanitarios y de protección, es muy necesario. Es ahí es donde nos encontramos con compañeros y compañeras no solo de espacios culturales, en la Red Multicultural, sino también con trabajadores y trabajadoras  de diferentes disciplinas y lenguajes artísticos”, remarcó Melina. Y señaló que: “Lo que venimos pidiendo más que nada es diálogo con las autoridades municipales y el intendente Julio Garro, esto no lo estamos pudiendo tener”. En este sentido dijo que “el secretario de cultura ha cambiado pero las políticas para con el arte y la cultura autogestiva siguen siendo la misma”.

"para nosotros, la cultura representa un salario, para la ciudadanía representa un derecho"

Somos un montón y un montón decimos que, para nosotros, la cultura representa un salario, para la ciudadanía representa un derecho y que para el gobierno municipal viene siendo no más que un negocio y eso la verdad que nos apena muchísimo” contó Melina quien señaló que todavía no han tenido respuesta de cómo será la utilización de espacios público o como esta pensada la distribución de fondos recibidos por provincia en el municipio. La representante de El Colibrí concluyó en “la importancia de hablar de la política y de las cosas, porque hablar de la política significa que somos personas activas, que tenemos decisiones y que también somos constituyentes de los políticos. Eso son de las cosas que más se extrañan”.

Casas Culturales, un espacio para imaginar

El protocolo te va dando una idea de cómo cuidarte. Hay que tener determinados sanitizantes en la puerta, las cuestiones de higiene en cada lugar, la distancia, la ventilación, es eso. Si hacemos eso, nos empezamos a encontrar despacito. Nos divertimos, nos disfrutamos, y de a poquito se va a ir pudiendo más”, contó Johana Lezcano del espacio cultural La Macacha

La Macacha es parte del colectivo Casas Culturales en Red, quienes también forman parte de la Red Multicultural y que recientemente han presentado un proyecto para que se reconozca la figura de Casa Cultural para obtener la personería jurídica. “La diferencia fundamental es que somos espacios muy pequeños que tenemos una capacidad menor a 10-80 personas, que vivimos en esos espacios y que nuestra estructura tanto edilicia como de gente trabajando detrás es más pequeña. Con lo cual esto nos es muy difícil cumplir con los requerimientos que se tienen que tener porque, por ejemplo, en los centros culturales no pueden vivir personas y eso deja afuera a un montón de espacios”, detalló Johana.

Es por eso que, junto a la concejala Virginia Rodrigues, están impulsando la creación de un registro de Casas Culturales en La Plata: “esto implica que estos espacios que por ahí cuesta formar una personería jurídica, donde se necesitan muchas más cosas que lo que una casa puede tener; gente, guita y una estructura edilicia que sabemos que no vamos a alcanzar; y el no estar reglamentadas nos impide acceder a los subsidios que nos permitirían establecer esas estructuras por lo menos edilicias”, explicó.. 

Acá las personas van a tener la posibilidad y van a tener los cuidados”, remarcó Johana. La Macacha comenzará a brindar tres talleres la próxima semana: danza afroperuana, teatro surrealista y danza afroperuana.