Orwell tenía razón

El sociólogo belga Armand Mattelart y el politólogo francés André Vitalis combinan esfuerzos intelectuales para dejar en evidencia el control invisible que ejerce la tecnología en comunicación.

Daniel Badenes, periodista, editor y docente de la Universidad Nacional de Quilmes, se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde compartió su mirada sobre De Orwell al cibercontrol de Armand Mattelart y André Vitalis, libro de ensayos teóricos publicado en 2015 por Gedisa: “En el momento en que lo escriben Francia está en un momento de fuertísima apuesta a la biometría (la biometría es esa lógica de convertir ciertas características singulares de los cuerpos de un individuo en un dato informático), una forma muy eficiente de identificación, y en general las técnicas biométricas tienden a ser la clave a través de la cual se conectan los distintos ficheros construidos sobre una persona por distintas organizaciones”.

Cuando compramos, cuando viajamos, cuando consumimos música, cuando vemos un audiovisual, todo el tiempo estamos generando datos sobre nosotros mismos, si todos esos ficheros se unen se construye un perfil muy acabado de la persona y eso tiene sus riesgos”, explicó Badenes.

A la hora de jerarquizar los elementos más relevantes de este material, el columnista señalo que hay dos certezas que aparecen en el libro: “La primera es que las tecnologías de comunicación son, y han sido siempre, a la vez, tecnologías de control y por tanto su uso por un número cada vez mayor de personas tiene que ser algo a tener en cuenta, ya que en general los usuarios de las tecnologías de información y de la comunicación se sienten atraídos por los beneficios que éstas les ofrecen sin tener demasiada consciencia de que pueden ser al mismo tiempo tecnologías de control”.

La otra certeza que marcan los autores es que a diferencia de las disciplinas basadas en la visibilidad de los dispositivos, la eficacia de estas tecnologías de control depende de su invisibilidad, es decir, a diferencia del panóptico, que uno sabe que lo están vigilando, la eficacia de ciertas tecnologías de control depende de que uno no sea consciente de eso”, concluyó Badenes.

Escuchá/descargá el informe completo: