Mariela Muñoz, pionera en la lucha por los derechos de las maternidades trans

María Audras, directora de cine franco-argentina habló sobre el proceso de realización de su documental Amor a paso de Gigante, que narra la historia de Mariela Muñoz.

Mariela Muñoz (derecha), junto a su madre. FESTIVAL ASTERISCO

En Amor a paso de Gigante, María Audras narra la historia de Mariela Muñoz, una mujer trans que tomó gran popularidad en la década del ‘90, cuando la justicia quiso sacarle la tenencia de tres de sus hijos/as. A lo largo de su vida, le ofreció un hogar a más de 20 niños, niñas y madres adolescentes.

María conoció la historia de Mariela en una de sus visitas a Argentina hace 30 años, el momento exacto en que Mariela estaba presente en los grandes
medios de comunicación, que ponían el foco en su condición sexual.

“Los años pasan, y estoy en París y empiezan a debatir sobre el
matrimonio gay (…) sobre el derecho de adoptar niños y entonces
ahí me surge de vuelta la historia de Mariela. Entonces me digo
´tengo que hacer un documental sobre ella´”,
dijo la directora al aire de Futura en casa. En 2013, cuando intenta contactarse con Mariela, le había perdido el rastro. "Empiezo a investigar sobre ella, veo que hay videos en You Tube y veo un video de cuando a ella la presentan en lo de Mirta Legrand y le muestran el documento de identidad”, repasó. En 1997, Mariela había obtenido mediante un proceso judicial, su DNI con el nombre que había elegido para ella acorde a su identidad autopercibida: fue la primera mujer trans en acceder a este derecho.

“Justo en ese momento dado mi hermana Mercedes me dice ´mirá es una locura acá en Argentina, donde si vos metés los números del documento y la fecha de nacimiento y el nombre de la persona podés tener el número de teléfono y la dirección´ (…) yo tuve la suerte que pude anotar, mandar un mail y dos días más tarde me llegó el número de teléfono y la dirección de Mariela”, recordó.

Mariela aceptó inmediatamente la propuesta, finalmente logran en 2014 en una nueva visita de María a Argentina: "la fui a ver, una divina, estaba en la casa. Bueno el problema es que tuvo tres ACV entonces no podía comunicarse muy bien, pero entendía todo (…) Hice tres viajes, primero fui a tomar mucha información en los diarios, en todo lo que podía leer sobre ella (…) después vi al hermano, vi a la abogada, vi a los hijos que ya eran
grandes, y así fui armando un poco el documental”.

El documental se centra en la historia de Mariela como madre de niños y niñas que estaban en desamparo. Ella vivía cerca de una Villa y entonces veía las condiciones de los chicos, que no iban al colegio, que sufrían hambre. Ella empezó a abrir su casa, porque tuvo la suerte de que al tirar el tarot a los 20 años ya pudo comprarse una casa, y empezó a recoger niños que estaban por ahí en la calle (…) Tenía una cosa así muy social y no pienso que ella militaba, ella lo hacía, lo hacía porque decía ‘no no
voy a dejar esta gente en la calle, estos niños tienen que venir a mi
casa’ (…) los puedo ayudar, tenía un gran corazón”,
dijo la cineasta.

La producción fue presentada en un festival en Barcelona, donde ganó el premio a mejor documental. En esta ocasión, según contó María, “interesó mucho el caso porque dio otra mirada sobre las personas transgéneros, dio una mirada justamente materna, porque se solía ver en general a mujeres transgéneros con la prostitución y era difícil todo eso, entonces ella aportó otra cosa, que somos otra cosa que…somos personas (…) Hubo un debate sobre que las mujeres transgéneros querían hacer otra cosa, querían poder acceder a los estudios. Abrió debate para que la gente las apoyaran y que la ley pueda pasar para ellas (…) porque es re difícil para una mujer o un hombre transgénero si no tenés alguien que te apoye”.

Actualmente, Audras tiene el proyecto de realizar una ficción sobre la historia de Mariela Muñoz pero desde el punto de vista de une de sus hijos, Enrique. Él es uno de los entrevistados en el documental, quien llegó a los brazos de Mariela en el año 1977 luego de haber escapado de su lugar de origen en Chaco. "La ficción es esta mirada de este chiquito que huye llega a Buenos Aires y se va a encontrar en este mundo y esta mujer que ve que también que la maltratan y se van a ayudar entre ellos y bueno y está rodeada también de otros chicos y es bueno la mirada de un niño sobre una
persona transgénero y se van a ayudar mutuamente”,
anticipó.

Para acceder al documental podés contactar a la directora: mariaaudras@yahoo.fr