Un corto documental narra la experiencia de Casa de las Mujeres de Abasto

Mundos adentro del mundo cuenta cómo las mujeres nucleadas en este espacio se organizan para conocer y hacer valer sus derechos.

Foto: Casa de las mujeres

Mundos adentro del mundo es un corto documental que narra la experiencia de Casa de Las Mujeres, un espacio impulsado por integrantes del Movimiento 6mil en la comunidad de Abasto. Esta casa fue construida en 2015, y se define como un lugar "para empoderarnos y hermanarnos".

Elisabeth Tolay, referenta de Casa de las Mujeres, contó que "es un hogar, un refugio que empezamos a hacer hace años. Empezamos porque la mujer sufría violencia, no tenía donde ir, se quedaba sola con los chicos, por eso salió el proyecto. Está genial porque ya las compañeras conocen (...) es para cualquier compañera que sufra violencia de género". Además, en la institución funciona un comedor popular y están iniciando un proyecto de una cooperativa de agricultura familiar. "El terreno no es nuestro, pagamos mes a mes el alquiler, lo llevamos adelante a pulmón. Me gustaría que el Estado financie espacios como la Casa de las Mujeres para las compañeras que están pasándola mal", agregó.

Junto con las integrantes de este proyecto, la realizadora Fedra Delmas, produjo el corto Mundos adentro del mundo, que fue pre seleccionado en el Festival de Cine Independiente de Neuquén y será exhibida en noviembre en un festival de cine uruguayo. Luego de esta instancia podrá verse online.

En diálogo con Futura en Casa, Delmas contó que conoció esta experiencia al acercarse a la escuela popular Tinku, donde asisten varias mujeres de la Casa, mientras terminaba su carrera de Cine. "Fui queriendo vincular lo que había aprendido en la Facultad con estas voces de mujeres que me parecían tan poderosas", expresó.

El formato elegido fue un documental participativo, implicó "todo el tiempo estar consultando y decidiendo entre todas las cosas que íbamos haciendo, eso fue generando un vínculo". A su vez, la voz de la propia Fedra va contando durante el corto cómo atraviesa este proceso: "para mí hacer el documental también fue una manera de empoderarme, me transformó personalmente conocer el proceso de empoderamiento de ellas".

El trabajo y sostenimiento de Casa de las Mujeres se funda en el acompañamiento y solidaridad entre sus mismas integrantes. "Estoy agradecida a mis compañeras y a este país. Yo soy boliviana y me gusta este país, me gusta las compañeras que tengo, tienen un abrazo poderoso que nos dan siempre. Quisiera que existan miles y miles de compañeras así en el mundo para sostenerse la una a la otra. Llevamos un solo camino hacia adelante", agregó Elisabeth.

Escuchá/Descargá la entrevista completa