Denuncian a Ejército de Paraguay por asesinato de dos menores argentinas: “Nunca se realizó la autopsia”

Se trata de Lilian y María del Carmen Villalba, de once años. El Gobierno paraguayo mintió sobre su edad y declaró que pertenecían a la guerrilla. Pese a los reclamos, no permiten la intervención de cancillería argentina en el caso y se niega a repatriar los restos.

Gustavo Franquet, integrante de la Asociación gremial de abogados y abogadas de Argentina, y parte del comité legal que está asesorando a los familiares de las niñas,se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde señaló la actitud que está manteniendo el Gobierno de Paraguay frente al pedido de intervención local: “La tarea de encubrimiento que realizan los organismos estatales tiene una dimensión gigante, es una tarea que es más destacada que el crimen mismo, en realidad si hay una característica que define los delitos del terrorismo de Estado es justamente todo lo que se hace desde el Estado para encubrir sus crímenes”.

El asesinato de Lilian y María del Carmen fue presentado como parte de un supuesto enfrentamiento entre a las Fuerzas de Tarea Conjunta (FTC) y Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Aunque los familiares de las victimas expresaron que se encontraban en el país vecino visitando parientes, el presidente Marío Abdo Benítez las señaló como parte de la guerrilla clandestina y sostuvo que fueron abatidas en el marco de una operación militar.

Las circunstancias de la muerte no han podido ser establecidas aún por la familia ni por las autoridades locales, lo cual dio lugar a un creciente repudio hacia el manejo de la situación por el Gobierno paraguayo: “En realidad nunca se realizó la autopsia al cuerpo de las niñas, la ley paraguaya dice que cuando está clara la causa de la muerte no hay necesidad de hacer ninguna autopsia, lo que si hicieron fue primero enterrar rápidamente los cuerpos, quemar la ropa con la que supuestamente estaban vestidas, fotografiarlas y difundir esas fotos por la prensa, después las volvieron a desenterrar y las llevaron a Asunción a hacerles unos estudios, según la palabra de ellos, con la intención de sacarles su ADN porque aún siguen cuestionando la filiación y la identidad de las nenas”.

Hasta el momento, los esfuerzos de los abogados y la Cancillería no han cosechado éxito frente a la posición de la administración paraguaya: “Ha habido una negativa por parte de la fiscalía a permitir que tanto la familia como el consulado argentino puedan participar de la causa y particularmente hasta ahora no han aceptado que se exhumen nuevamente los cuerpos y que vaya un equipo forense de Argentina a realizar nuevos estudios para determinar con más precisión qué es lo que paso”.

Ellos dicen que están investigando pero en realidad no están investigando nada, están investigando a las niñas y a la familia de las niñas, incluso después de un mes la fiscalía decía que no tenía el informe forense de los estudios que se realizaron en septiembre”, expresó Franquet a modo de conclusión.

Escuchá/descargá la entrevista completa: