Homenaje a 44 años de la desaparición de Jorge "El Piura" Mendoza Calderón, integrante del Grupo de Cine Peronista

La mañana del 5 de octubre de 1976, en un fuerte operativo conjunto entre la Policía Bonaerense y el Ejército, el joven peruano fue secuestrado en la ciudad de La Plata, donde había venido a estudiar cine.

"El Piura" el Gonnet, año 1973/1974

Jorge Mendoza Calderón nació el 19 de junio de 1943 en Piura, Perú. En su juventud se radicó en La Plata. En 1967 ingresó a la Escuela Superior de Bellas Artes, inscribiéndose en la Licenciatura en Realización Cinematográfica. Junto con otros/as estudiantes y docentes, integró -entre 1971 y hasta el año de su secuestro- el Grupo de Cine Peronista, dedicado a registrar fílmicamente algunos de los hechos políticos más relevantes de aquel momento. También fue militante de Montoneros. Además, era albañil y profesor de Educación Física. Muchos lo conocían como "El Piura", por haber nacido en esa ciudad peruana.

Fue secuestrado la mañana del 5 de octubre de 1976, en un accionar conjunto entre la Policía Bonaerense y el Ejército. El operativo estuvo a cargo de Miguel Etchecolatz, mano derecha del brigadier Ramón Camps en la Policía de la provincia de Buenos Aires, que tenía a su cargo el área de investigaciones y coordinaba los grupos de tareas y los veintiún centros clandestinos de detención, tortura y exterminio conocidos luego como “circuito Camps”. El Piura estuvo secuestrado en Caballería, en Arana, en El Infierno (Avellaneda). No se conoce su destino final.

En un programa homenaje realizado en Radio Futura, uno de sus amigos y compañeros más cercanos, Luis "Chito" Paredes, integrante también del Grupo de Cine Peronista contó parte de si historia. Entre anécdotas, fotos y fragmentos de los registros fílmicos que realizara el grupo, fue reconstruyendo la historia personal de Jorge Mendoza Calderón y nombrando a compañeros y compañeras que fueron parte de la militancia en aquellos años.

"Chito" Paredes  fue reconstruyendo los momentos de la historia del Grupo de Cine Peronista. “Fue una creación especialmente de Néstor Pichila Fonseca, comenzamos haciendo  proyecciones clandestinas  a partir de los años ’70,  ‘71 de materiales que estaban prohibidos, sobre todo se proyectaba en barrios, en Unidades Básicas “La hora de los hornos” y materiales que eran las películas de tesis de 4º año… Luego el ´Pichi´consideró que sería interesante armar una especie de noticiero  para registrar lo que sucedía en esos días en el país, principios del ’72,  con el Luche y Vuelve se hace la primera filmación del Grupo”. Y aclaró que “el grupo era abierto, si bien el núcleo era la FURN (Federación Universitario para la Revolución Nacional) cualquiera podía participar, sin preguntarle absolutamente nada…llegó a tener cuarenta compañeros".

Ya centrándose en los últimos tiempos del grupo y refiriéndose a El Piura expresó: “Jorge era un gran camarógrafo, excepcional, la cámara era una extensión de su cuerpo, yo puedo reconocer las tomas que él hizo en los funerales del General (Perón) en 1974 (...) entre 1975 y 1976  no cortamos nada, respetando todo  el material … simplemente empalmamos…ya teníamos esa conciencia que era un material histórico y los editamos justamente  los que apagamos la luz, los tres últimos Pedro Pagés, Jorge y yo".

Durante la transmisión, desde Chile, Agustín Furnari expresó: “Quiero recordar y homenajear a todos los compañeros en la persona del Piura…no era solamente un militante también era una tremenda persona, un tipo que cuando necesitabas algo sabías que estaba ahí, siempre. Era el amigo, el hermano que siempre estaba con nosotros”.

La mayor parte de las fotos que se han podido recuperar de El Piura, estaban en una caja de negativos, que guardaba el Puntano Furnari, quien las tomó por 1974/75 en Gonnet, época en que el Piura vivió en su casa. La niña que aparece en sus brazos en esta foto es Karina, hija de Furnari,  quien durante la entrevista se comunicó para enviar sus saludos desde Islas Canarias.

"El Piura"

También se comunicaron durante el programa homenaje Hortencia Valdivieso y de José Edgardo “Yuyo” Pereyra, gran amigo de El Piura: 

“fue un militante  todo terreno, un militante latinoamericanista…… nos dejó una huella indeleble que no se borrará jamás… es un desafío para aquellos que quedamos para que esa huella se transforme en  un camino para una patria más libre  más justa y soberana como él también quería. Pero también tenemos que hablar del tipo de la sonrisa permanente, de la alegría y del compromiso".

Escuchá/Descargá la entrevista a Chito Paredes