Critican dichos de Larroque sobre familias que dejaron toma de Guernica: “Ellos saben que es mentira”

El ministro de Desarrollo de la Comunidad afirmó que se llegó a un acuerdo con provincia y más de 600 se retiraron del predio. El desalojo sigue vigente mientras los delegados se reúnen con el Gobierno bonaerense.

Ricardo Apaolaza, referente del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), una de las tantas organizaciones sociales y agrupaciones políticas que acompañan la toma de terrenos de Guernica,se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde refirió la situación actual que se está viviendo en el predio: “En principio estamos en alerta, pero teniendo en cuenta que convocaron a las delegadas y a las organizaciones a una mesa de diálogo en La Plata, entendemos que hoy no se va a hacer el desalojo”.

Desde el 20 de junio hasta el presente, las negociaciones entre las familias asentadas y los gobiernos nacional, provincial y municipal ha conseguido aplazar momentáneamente el desalojo dictaminado por el juez Martín Rizzo, titular del Juzgado de Garantías N°8 de Cañuelas, aunque no se ha podido llegar a una solución de fondo: “En realidad no hay una suspensión, los desalojos anteriores tenían un plazo de tres días, esta vez el juez puso quince días ese plazo por lo cual tienen un amplio margen para elegir en cuál de esos días ejercer el desalojo, es una manera de desgastar y debilitar a las familias que están ahí adentro, esto se genera un estado de incertidumbre”.

En las últimas horas, se dieron a conocer declaraciones de Andrés Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad, donde explicaba que unas 600 familias firmaron un acuerdo con el Gobierno bonaerense y ya se habían retirado de la toma por voluntad propia, a lo que Apaolaza respondió: “Posiblemente haya habido 500 personas que firmaron esa famosa acta a cambio de chapas o a cambio de alguna ayuda, pero las dinámicas de las tomas es que normalmente se va una familia e ingresa otra, también hay familias que estuvieron en el censo y se fueron, por razones personales, porque no aguantan, por es muy desgastante todo el proceso y cada vez es mayor la presión, hay todo un cerco de hostigamiento sumado a la dureza que conlleva vivir ahí, con frío, sin baño, realmente es muy duro”.

Ellos saben que es mentira, eso es un relato que van construyendo para blindarse, están diciendo que quedan 150 familias, que son militantes de las organizaciones, que no les importa qué propuesta se haga y que quieren ir a la violencia, es una manera de cubrirse y eventualmente si llega la instancia del desalojo tener el menor costo político posible”, expresó el militante. A modo de conclusión, Apaolaza manifestó que “ante la imagen pública no es lo mismo ir a desalojar 2000 familias que no tienen donde vivir que ir a desalojar 150 militantes radicalizados que lo único que quieren es el conflicto por el conflicto en sí, ese es el relato que fueron construyendo, es totalmente

Escuchá/descargá la entrevista completa: