Liliana Vitale, corazón y pases cortos

La cantante, música y compositora compartió un pantallazo de su carrera en el aire de Radio Futura.

Ponele que te toca ocasionalmente ser el que lleva adelante el proyecto creativo o el proyecto productivo, o lo que fuere, pero hay siempre un entramado que te sostiene o no; al que le perteneces o no; entonces ahí es ese reconocimiento a la trama a la que uno pertenece”, reflexionó Liliana Vitale en el aire de Futura en Casa. La cantante, quien perteneció al grupo de Músicos Independiente Asociados, junto a su familia –el clan Vitale- y artistas de distintas ramas artísticas, reconoció que “MIA realmente fue como un lugar donde jugamos desde muy chiquitos unos cuantos (…) de ese modo colectivista, cooperativo, de armar equipo”.

Recitales del grupo MIA en el teatro Santa María, Buenos Aires (1975) -
Sitio web de Liliana Vitale


En 1975, la familia Vitale -Ester Soto y Donvi Vitale, Lito, joven pianista de 12 años por entonces, Liliana con 13- crearon una cooperativa independiente, MIA , para impulsar la aparición de nuevos músicos. A ellos se sumó Alberto Muñoz que además es actor, director, poeta y dramaturgo.Pasaron por el proyecto alrededor de cincuenta músicos, sonidistas, iluminadores, diseñadores gráficos, entre otros y otras. Así, la cooperativa llegó a tener alrededor de 60 personas que producían sus propios recitales y grabaciones fuera del circuito comercial, convirtiéndolos en precursores del rock independiente en Argentina. Abrieron su propia editorial y una discográfica desde la cual editaron cuatro “long play” y administraron un teatro donde podían entrar 300 asistentes.

“Muchos quedamos con una marca en el orillo de saber claramente
que somos siempre parte de un proyecto colectivo”, expresó.

“A mi papá (Donvi Vitale) le gustaba mencionar una frase de algún director técnico que decía ´corazón y pases cortos´, esa era la manera de moverse. Es cuidar al de al lado (…) y el de al lado es el de al lado, o sea no hay metáfora. Puede ser tu vecino, tu hijo, tu compañero de trabajo… el que camina al lado tuyo estos 100 metros que hay que caminar para ir de acá hasta allá (…)”, dijo. En este sentido la intérprete aclaró que “MIA se desarrolló, hizo lo que hizo, hasta 1980. Ahí había restricciones y de todos modos hubo un entramado posible, un ensayo, un horario, un invento de un sello independiente. Había una revista llamada Expreso Imaginario y había que juntarse. No éramos famosos, no era para eso, de ninguna manera. Era para cambiar el mundo, en algún lugar de la cabeza de mis viejos, que habían sido militantes. (…) En ese momento la militancia no existía como palabra, como accionar, como cuerpo ideológico de cosas que vos vas a conversar con el otro. Eran los discos, las poesías y así, de ese modo, la mirada planetaria.

"hay que sostener ese lugar en donde uno va haciendo realmente un aporte”

En MIA, Liliana se reconoció en un tramado cultural que la contuvo y la atravesó como artista: “uno va encontrando, descubriéndose, medio a ciegas. Buscando por acá, por allá. La verdad a veces probándose distinta ropa y con la magia de las máscaras también. Te probás esto, te probás aquello y aparece algo tuyo, o no, entonces uno va viendo más o menos quién es”. En ese sentido mencionó la influencia que tuvo Alberto Muñoz, en cuya obra se basó para hacer “Modo Muñoz”. “Lo que a mí me pasó con la canción de Muñoz fue una gran identificación y también un permiso”, “esto de sentir que uno tiene un cuerpo de obra. No una canción, sino un mundo. Un mundo poético, un mundo musical, y todo eso Muñoz nos inculcó de algún modo a mi hermano y a mi niños. Él también era jovencito pero nosotros salíamos de la infancia y ahí lo conocimos,antes de MIA. (…)


Escuchamos la Milonga de Volverito y Liliana aclaró "volverito sería una palabra en el lenguaje del Modo Muñoz cómo pueden tantos poetas tener sus simbologismos”.

Un libro - espectáculo

Modo Muñoz acaba de editarse en 2020 en formato libro, integrando una selección de la poética de Alberto Muñoz,una antología con textos y canciones de Alberto Muñoz, uno de los fundadores de los míticos M.I.A .


Compilado por Liliana Vitale,nació como un espectáculo con canciones y textos de Alberto Muñoz escritos entre los años 1972 y 1986. Fue estrenado en 2019 por Liliana Vitale en voz y piano, junto a Eliana Liuni en vientos y Ana Ponce (fallecida éste año)en percusión. El libro fue publicado por La mariposa y la iguana Ediciones, a la espera que termine la cuarentena para su distribución comercia

Escuchá/Descargá la entrevista completa