Valerdi sobre el acuerdo con los bonistas: “Se pateó la pelota para adelante, no se pateó el tablero”

Tras el anuncio de Martín Guzmán, el economista analizó los puntos más sobresalientes de la negociación y compartió su mirada crítica de cara al futuro.

El economista Juan Valerdi se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde compartió su punto de vista sobre el recientemente anunciado acuerdo entre el Gobierno nacional y y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje: “Se pateó la pelota dos o tres años para adelante, no se pateó el tablero, siendo realista y no un extremista que no tiene consideración por la realidad patear el tablero hubiera sido patearlo para adelante pero sin llegar a un acuerdo, sin hipotecar el futuro, decir la verdad, que Argentina está muy jodida, que el contexto está muy complicado, que tenemos 50% de pobreza y que hasta nuevo aviso no se les puede pagar y que no estamos en condiciones de decirles cuándo vamos a estar en condiciones de pagar, cuando se proyecta de acá a cinco o diez años estás casi haciendo astrología”.

La negociación del acuerdo pasó por diferentes momentos según Valerdi al principio la negociación tenía que ver con el número de la tasa de interés, de los plazos de pago, de los periodos de gracia, y en la última etapa, cuando ya se había cerrado el número y cada 100 dólares les dábamos 54 y el interés se había bajado de 7 a menos de 5, la discusión se centró en las clausulas de acción colectiva, un punto relacionado a la parte legal de la próxima renegociación.

Valerdi fue categórico a la hora de expresar sobre los tiempos que llevó la negociación entre los acreedores y la administración gubernamental: “Esta discusión no llevó mucho tiempo, la negociación de Néstor Kirchner por el default que declaró Adolfo Rodríguez Saá a fines de 2001 tardó cuatro años y cinco años más tardó la siguiente, así que en realidad lo que pasó en estos escasos cuatro meses de negociación se hizo en tiempo record y creo que eso es uno de los grandes defectos de esta negociación”.

El tiempo jugaba a nuestro favor con la turbulencia que hay en el mundo, queda bastante poco claro cuánto poder va a seguir teniendo o no el poder financiero y al mismo tiempo con esto el Gobierno está apurando la negociación con el FMI que nos va a poner condicionamientos, o sea, por un lado te sacás el problema de no estar en default pero por otro lado tenés que sufrir los condicionamientos del FMI que es lo próximo que viene ahora”, criticó el economista.

No todo fueron críticas para el acuerdo, el economista rescata que el ahorro para la Argentina fundamentalmente pasa por los intereses: “los intereses que había dado el macrismo eran delirantes para las condiciones en las cuales se tomó deuda y los intereses que se están consiguiendo ahora son más que razonables, o sea, que del punto de vista de los intereses está bien el trabajo que se hizo y hay ahorro neto, siempre y cuando, dentro de cuatro años cuando renegociemos se mantengan intereses bajos porque dentro de cuatro años vamos a otra renegociación, es inexorable”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: