Salas teatrales piden la emergencia cultural en la provincia

La Red de Salas Teatrales de la Provincia de Buenos Aires se creó en mayo por iniciativa de algunas salas pertenecientes al conurbano bonaerense. Hoy son más de 100 espacios que integran esta red, la cual plantea las dificultades del sector en los 135 municipios.

La situación de la pandemia ha puesto en carne viva situaciones que ya estaban. Es decir, primero el grado de informalidad del sector artístico independiente. Somos un sector muy amplio que también se mueve en una gran informalidad lo que hace que es muy difícil acceder incluso a ayudas”, cuenta Laura Torres, integrante de Teatro El Baldío en el aire de Futura en Casa y de la Red de Salas Teatrales de la Provincia de Buenos Aires, una organización que reúne a más de 100 espacios de todo el territorio provincial.

Somos 135 municipios con 135 formas diferentes de habilitar los espacios, entonces es compleja la situación. De todas estas salas la ayuda que sacó el Instituto Nacional de Teatro por ahora ha llegado a la mitad de las salas con el Plan Podestá. Obviamente que eso no va a alcanzar porque esta situación se extiende y las salas que pagan el alquiler es complicado, tienen ese tipo de gasto”, explicó Torres.

La Red comenzó a juntarse en marzo pero “de mayo hasta acá metimos el acelerador y pudimos contactar a más de 100 salas de la provincia”, las cuales tuvieron la oportunidad de censar: “Estos datos arrojan que hay dando vueltas y trabajan mil personas entre técnico, gestores, actores y actrices, directores, es amplio. Además giran espectáculos también, con compañías, grupos que giran y que pueden ser más de 80.000 artistas en el año. Una provincia que es enorme, digamos, que tenemos distancias muy grandes con realidades diferentes. Por lo tanto abarca un universo muy grande y muy diverso de actividad independiente”.

Desde los espacios sostienen que tras los tarifazos a los servicios durante los últimos 4 años y el actual contexto de emergencia sanitaria, muchos lugares tienen dificultades para sostenerse. “Los gastos se han acumulado de mitad de marzo hasta hoy y somos un sector del arte y de la economía que siempre es difícil gestionar todo este tipo de proyecto. Requiere mucho trabajo”, apuntó Torres y agregó: “Esta situación de estar sin trabajar todos estos meses pone en riesgo de cierre a muchos espacios, la verdad es esa en este momento”.

Emergencia Cultural

En la provincia no hay un plan para el sostenimiento de estos espacios. El Consejo Provincial de Teatro Independiente tampoco tiene un gran presupuesto que es otro gran problema a pelear”, afirmó la integrante de Teatro El Baldío.

Por eso pedimos declarar la emergencia, porque el declarar la emergencia no es solo una consigna, eso se puede ver después en hechos concretos no es lo mismo. Cuando se declara la emergencia se abre administrativamente toda una serie de pasos en las administraciones públicas que ayudan a conseguir fondo. Eso seria lo primero, buscar el sostenimiento de los espacios además de las personas”, explicó y consideró que “creemos que a pesar de la emergencia no es mal momento de discutir cosas que quizás no estaban discutidas y encontrar la forma en la que podamos acceder a nuevos fondos, a nuevas líneas”.

Podríamos volver más atrás y decir el primer problema está en que lugar está la cultura en la provincia”, reflexionó. “No hay un Ministerio, estamos dentro del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, dentro de la Subsecretaría de Industrias Creativas e Innovación Cultural”, con la cual ya han tenido dos reuniones pero sin llegar a ningún acuerdo todavía. 

Escuchar/Descargar la entrevista completa: