Impulsan la creación del Instituto Nacional del Libro

Según los informes de la Cámara del Libro, en los últimos 4 años la industria editorial cayó un 40%. En este marco, comenzó a revisarse el proyecto de la Ley del Libro para ser tratado en la Comisión de Cultura del Congreso de la Nación a fin de año. Radio Futura habló con Enzo Maqueira, parte de la Unión de Escritores y Escritoras de Argentina. 

Foto: Agencia Paco Urondo

El Instituto del Libro vendría a acomodar la situación de quienes escribimos los libros en particular pero a ubicar a la industria del libro argentino en un lugar de preponderancia y que se puedan aplicar diferente políticas estatales que reorganice una situación que se desmadró: tenemos el problema de los monopolios por ejemplo, que hay dos grande grupos editoriales que desequilibran el mercado. Después tenemos la feliz noticia de las editoriales independientes que contra viento y marea avanzan pero podrían tener muchisima mas ayuda. Hay muchas cosas para hacer que lamentablemente, en un país con tanta tradición, con tanta rica tradición en libro como es el nuestro, no se están haciendo”, explicó Enzo Maqueira, parte de la Unión de Escritores y Escritoras de Argentina. 

La creación del Instituto se enmarca en el proyecto de ley conocido como “Ley del Libro” contempla la creación de un Instituto nacional del libro. El organismo tendría como funciones fomentar la edición y lectura de libros argentinos, difundir el libro argentino y promover su comercialización en el país y en el exterior; promover la traducción de autores argentinos a otras lenguas y la comercialización de los respectivos derechos; promover el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas editoriales y librerías, entre otras.

Además, esta ley crearía el Fondo nacional de fomento del libro y la lectura, administrado por el Instituto nacional del libro argentino y destinado a financiar los proyectos, programas y acciones que ejecuten la Política Integral del libro y la Lectura.

Pensemos que la industria editorial argentina, a mediados de siglo XX, era la más fuerte en el idioma español, era el faro. Acá salió la primera edición de 100 años de soledad, por ejemplo. Así que García Márquez, desde Colombia, mandó el libro a Buenos Aires y de acá salió y se armó lo que fue conocido como el ´boom de la novela de narrativa latinoamericana´ que tuvo el eje en Europa, pero de acá salían los libros. Es lo mismo con Rayuela y demás, la industria editorial argentina era muy fuerte”, contextualizó el autor de Ruda Macho en el aire de Futura en Casa. Y agregó que “en este mismo momento tenemos un boom de escritoras argentinas en todo el mundo: Mariana Enriquez, Samanta Schweblin, Claudia Piñeiro, Selva Almada, todos ya sabemos quiénes son los nombres, y sin embargo no lo estamos aprovechando. Osea, tenemos a la Argentina otra vez puesta en el ojo del mundo de la literatura y sin embargo la industria del libro no está a la altura. no lo podemos producir acá, sale muy caro”.

"la industria cultural le genera al país ingresos similares a la industria del turismo"

Enzo destacó que “muchas veces cuando hablamos de libros pensamos en el símbolo, en la cultura, el derecho a leer, y todo eso que está buenísimo y es así (...) pero pensemos que la industria cultural le genera al país ingresos similares a la industria del turismo. Osea, no es que siempre tenemos que estar pidiendo perdón y permiso para publicar los libros. Es una industria fuerte o que tiene potencialidad de ser fuerte”.

Pensemos que estamos hablando no solamente de gente que escribe una novela pretenciosa, intelectual,para alta cultura que no lee nadie, que leen 5 personas. Que los hay y es muy válido. Pero estamos pensando también en gente que escribe un libro de historia para chico o un libro de texto para el colegio, o el poder curativo del jugo de tomate o el horóscopo 2021, es decir todo tipo de libro. (...) queremos que el estado financie la industria”, describió.

Foto: Malisia

Un proyecto con historia

El primer proyecto de Ley del Libro fue impulsado por las Cámaras del Libro: “de eso hubo un dictamen una vez y un proyecto que avanzó bastante hace más o menos 10 años, que avanzó y a último momento se le dio de baja por razones presupuestarias”. Recién en 2019 la Comisión de Cultura volvió a tratar el proyecto de Ley, que esta ocasión había sido armado por el entonces diputado Daniel Filmus junto a las Cámaras, “ese proyecto fue tratado en la comisión de cultura del congreso el año pasado, obtuvo dictamen favorable. Es decir, se habilitó a que pasara ya a ser tratado en las cámaras y había, de alguna manera, una cierta idea de que la ley salía. Pero después hubo elecciones, se cambió la composición de la comisión de cultura por cuestiones operativas del congreso”, así que el proyecto volvió a foja cero.

Sin embargo este año el proyecto está volviendo a ser revisado para ser tratado nuevamente en comisiones. “Hubo una asamblea abierta que hicimos hace un mes aproximadamente, a la cual asistieron el ministro de Cultura Trisitan Bauer, el ministro de Educación Nicolás Trotta, la presidenta de la comisión de cultura Gisela Scaglia, la vicepresidenta de la comisión de cultura y las diferentes fuerzas coincidieron en que esta vez sí, por fin, tengamos una ley del libro. (...) Estamos teniendo todas las semanas reuniones con diferentes protagonistas del mundo de la política que nos están acompañando en esto. La idea es que antes de fin de año tengamos que tener el dictamen nuevamente de cultura y que se pueda llevar a las cámara para que sea votado”, contó el escritor.

Escuchá/Descargá la entrevista completa