"Hoy mi oficio es el de escritor"

Gonzalo Chaves, escritor y editor, contó cómo fue su incursión al género de la poesía y compartió algunos de sus escritos más recientes, que cruzan elementos de los lenguajes poético, académico y popular.

Foto: La Pulseada

Gonzalo Leonidas Chaves nació y vive en La Plata. Escribió tres libros que reúnen relatos de la historia reciente, el primero data de 1998. Hace algunos años comenzó a incursionar en la ficción y en la poesía. Además, es parte de la editorial Gatos negros.

"Hasta los 20 años mi vida iba a ser de pintor, estaba en un grupo de arte concreto acá en La Plata. Hice exposiciones, gané premios. Pero un día, por la ventana de mi casa entró un vendaval: la familia se dispersó, tuvimos que salir a trabajar y a sostener la casa y por muchos años dejé de pintar. Cuando llegó la democracia volví a hacer algo, pero ya estaba escribiendo y no me daba el tiempo para hacer las dos cosas. Hoy mi oficio es el escritor", contó a Futura en casa.

Durante la última dictadura, Gonzalo estuvo varios años exiliado y luego en el país de manera clandestina. Para explicar esa sensación citó al poeta Juan Gelman, que decía que "el exiliado es el inquilino de soledad" y dijo que esta situación de aislamiento le remite en parte a esa sensación. Mientras tanto, aprovecha el tiempo de cuarentena para brindar talleres de formación sindical, escribir, corregir y sumergirse en algunas lecturas. "Hoy mi interés, desde el punto de vista teórico, pasa por el mundo del trabajo, la literatura y la poesía", expresó.

Gonzalo es autor de La Masacre de Plaza de Mayo y Rebelde Acontecer. Relatos de la resistencia peronista y co autor de Los del 73, memoria montonera, entre muchos otros trabajos."Antes de la poesía y la literatura estaba escribiendo relatos de la historia. Tengo tres libros publicados, todos los presenté, antes de la edición, en Radio Futura. Tengo esa nota importante para mí. Lo que yo escribo está muy ligado a Radio Futura, por diferentes lados. La historia un poco me aplastó, me pesaba mucho. Empecé a escribir por salud, porque tenía tantas cosas adentro de mi cuerpo y de mi alma que si no escribía me aplastaban. La escritura me permitió poner muchas cosas sobre la mesa. Pero en un momento el peso de la historia comenzó a negativamente, entonces decidí volcarme a escribir cuentos y relatos. El tema de la poesía era más reciente", expresó.

Foto: Gatos negros

Monedas en el bolsillo (2017, Gatos negros) es su primer libro de poesía y tiene reminiscencias de cuarteto, cumbia, tango, rock, boleros y recorre paisajes del Conurbano Sur, Ensenada, La Plata, México, Brasil. Además, publicó los poemarios-desplegables Pájaro de la madrugada y El ángel anarquista, ambos con Gatos negros.

En la charla con Futura en casa, contó que se animó a incursionar en el lenguaje poético luego de participar de un taller coordinado por Pablo Pesco, donde asistían jóvenes y adolescentes. "Algunos dicen que la poesía está más cerca de la música que de la literatura, yo creo en algo parecido a eso, creo que la poesía le da mucho valor a la palabra, trabaja con mucha precisión sobre el lenguaje", agregó.

Poemarios desplegables de Gatos Negros. Foto: Pablo Pesco

"Hay que articular el lenguaje coloquial con el lenguaje de la poesía y el lenguaje académico"

La editorial de la que es parte, Gatos negros, ya lleva publicado 10 títulos "Hacemos ediciones de 200 y 300 ejemplares, si se agotan volvemos a imprimir, porque tienen una salida importante", contó. Este mes están estrenando el desplegable poético Cuando vienen poetas de Martín Cinzano, poeta chileno radicado en México, con fotografías de Juan Manuel Chaves.

Escuchá/Descargá la entrevista completa (incluye lecturas de poemas)