Viaje a las profundidades de Lovecraft

De cómo una mente conservadora fabricó un mito en torno a uno de sus personajes y marcó un precedente para la escritura colectiva.

Matías Esteban,docente, escritor y agitador literario, se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde hizo un recorrido por la enigmática obra de Howard Phillips Lovecraft (1890 - 1937), escritor estadounidense nacido en Providence que volcó toda su escritura en poemas, cuentos y novelas de ciencia ficción imbuidos por un tipo particular de terror que hechizó las mentes de miles de lectores que se maravillaron con relatos como La llamada de Cthulhu (1926), El color que cayó del cielo (1927) y En las montañas de la locura (1931): “Las intenciones de Lovecraft están orientadas hacia el pasado, él se remite a la literatura gótica, a los miedos y los terrores ancestrales, al romanticismo, a Poe, a Becker, a autores que son más aparatosos en lo que es el género fantástico, pero, a su vez, está escribiendo en una época de vanguardias como el dadaísmo y el surrealismo”.

Según lo explicó Esteban, el auto vivió en la zona de Providence, en Nueva Inglaterra, un pueblo muy chico del que nunca salió salvó por una breve temporada que estuvo viviendo en Nueva York: “Se fue con una mujer con la cual se casó, pero se volvió porque no toleraba la ciudad, imaginensé en los años 20 Nueva York era una efervescencia donde toda esta fuerza y esta potencia de vanguardia estaba presente ahí como una especie de escape en todos los sentidos, y Lovecraft que era muy conservador, que venía de una familia totalmente puritana, de raíces que se remontaban a los primeros colonos norteamericanos y muy racista, una persona con bastantes limitaciones pero que esto no le coartó sus posibilidades en la literatura y lo que generó con su escritura”.

 “Lovecraft empieza a publicar en revistas baratas de ciencia ficción, colabora con la revista Wild tales y ahí empieza a tener mucha repercusión, ahí publica el cuento La llamada de Cthulhu, una especie de monstruo innombrable, una aberración para la naturaleza pero que a la vez es una especie de deidad ultra-terrena que lo domina todo desde las profundidades del mar”, expresó el columnista sobre el personaje más famoso que dio a luz la imaginación del autor. Esta creación fue el punto de partida para un experimento colectivo de escritura de carácter revolucionario: “A su vez hay una serie de escritores y escritoras que colaboran con él y empiezan a escribir a partir de ese cuento y él se muestra totalmente dispuesto a este tipo de creación colectiva, son los años treinta y este tipo de cosas no eran tan comunes y se arman una especie de círculo que produce textos en torno a la figura de Cthulhu y que hasta el día de hoy se desconoce su verdadero origen”.

Escuchá/descargá la primera parte del informe:

Escuchá/descargá la segunda parte del informe: