Pablo Morosi: “Favaloro era un visionario”

El periodista acaba de publicar una biografía sobre el célebre médico platense donde se indagan sus orígenes familiares, el nacimiento de su vocación y el descubrimiento que lo consagró.

El periodista Pablo Morosi se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde refirió cómo fue el proceso de investigación en el que se embarcó para escribir Favaloro. El gran operador, un trabajo que, según sus propias palabras, “demandó casi dos años, y esto tiene que ver con que Favaloro es una figura transitada en los medios de comunicación, él mismo, en vida, era una persona que tenía un alto perfil, lo que yo hice fue ver cómo podía ampliar ese registro a otras miradas de gente que haya estado cercana a él, que haya compartido distintas etapas de su vida, hice alrededor de 140 entrevistas, desde ex presidentes, ex gobernadores, médicos, amigos, familiares”.

Una de las grandes incognitas respecto a Favaloro tiene que ver con su fecha de nacimiento ubicada en julio de 1923 aunque no se sabe bien qué día: “Esto tiene que ver con tradiciones de otra época donde los chicos nacían en sus casas entonces el proceso de anotación y registro quedaba difuso porque tardaban semanas, a veces hasta meses, en ir a anotarlos. En este caso, los familiares de Favaloro fueron el 18 de julio y asentaron el 14 como el de su nacimiento, después circuló el dato de que había nacido el 12, y todo el mundo habla del 12, hay una carta que él escribe cuando tiene 70 años a un grupo de colaboradores muy cercanos y en una parte hace una broma donde dice "en realidad no sé si es el 12 o el 14", la leyenda familiar dice que se lo puso el 14 porque en la familia había varios que adscribían al ideario socialista entonces fue en homenaje a la Revolución Francesa”.

Morosi también se explayó sobre cómo fue que Favaloro decidió optar por la carrera de medicina: “Uno de los hermanos de su padre era médico, en esa época había medio una tradición que los hijos mayores una vez que estaban en condiciones de trabajar ayudaban laboralmente a los padres y generalmente los hijos más chicos accedían a la universidad, en este caso, de los siete hermanos que tenía el padre de Favaloro, el más chico, Arturo Favaloro, estudió medicina y se recibió, Arturo trabajaba en Avellaneda y se lo llevaba a René siendo chico, René lo acompañaba a las visitas domiciliarias y le tenía el estetoscopio, le llevaba el maletín o le pasaba algún instrumento y a él fue gustándole esa rutina y la madre de Favaloro siempre decía que él a los cuatro o cinco años ya sabía que iba a ser médico, estaba totalmente marcada esa vocación”.

A la hora de marcar el punto de su vida en que Favaloro se convierte en una eminencia de la medicina, el periodista señala a mayo del 67, momento en que realiza con éxito la primera operación de by-pass: “Se va a Estados Unidos en febrero del 62, se va hablando un inglés muy rustico y con una carta de recomendación en la mano que no tenía ninguna certeza que le fueran a dar bola, en la Cleveland Clinic demostró una capacidad de trabajo, de esfuerzo y de sacrificio enorme. Esto también demuestra que Favaloro era un visionario porque en esa época la cirugía cardiovascular era un poco ciencia ficción, el que tenía una aflicción coronaria moría, era como la pena capital. La sistematización del by-pass hizo que hubiera un protocolo para que estas operaciones pudieran programarse, que no fueran en una emergencia, todas las experiencias anteriores eran en situaciones de emergencia, a veces se salvaba y a veces no, Favaloro no solamente hace el protocolo sino que se anima a publicarlo en una revista médica y es el primero que lo hace, ese es el mérito especifico que tiene”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: