Mujeres que le ponen el cuerpo a la danza

El colectivo de danza folklórica Illa propone pensar la danza de manera consciente y feminista. Toma su nombre de una palabra en lengua yoruba que significa “la mezcla, la conservación de cosas sagradas”.

El colectivo de danza Illa nació en el 2016 tras la invitación del grupo Ahicito Tuito a compartir un momento de música y danza. “Somos un grupo de cuatro mujeres, un colectivo de danza que trabaja de forma horizontal, autogestiva y hace tiempo que venimos trabajando en repensar de diferente manera la danza folklórica”, expresó Florencia Urdaniz en el aire de Futura en Casa. "Nosotras estamos aprendiendo a soñar y a proyectar cosas, estamos aprendiendo a trabajar horizontalmente. Nosotras no tenemos una dirección, somos una colectiva, cosa que por ahí parece algo que no es raro en otros ambientes, pero en la danza sí es algo que no se ve demasiado. Todo lo pensamos entre todas, todo lo debatimos entre todas y las creaciones también”, aclaró Florencia, quien se encuentra con sus compañeras preparando una nueva presentación que explora el cuerpo como territorio. 

Desde Illa proponen pensar la danza folklórica como una hibridación de las culturas populares oprimidas por la colonización. “Hay un teórico del folklore que habla de retradicionalizar, que es poder pensar desde el presente la historia de nuestro folklore, poder decir desde nuestro presente. Y decirlo con una intención que en nuestro caso en bien clara, que tiene que ver con una intención política: transformar algunos sentidos en relación a lo corporal, en relación a las mujeres en las danzas folklóricas, en formas de pensar el mundo en general. Pero en términos de la danza específicamente, al lugar que se la ha puesto históricamente a la mujer y a la cultura popular en las danzas folklóricas”, señaló. En este sentido, Florencia explica que se trata de pensar desde dónde se han construido esas danzas para poder resignificar algo que salió de los libros: “A principio del siglo XX aparecen en unos manuales, una selección de danzas recuperadas, escritas, para ser enseñadas, y eso aparece como ´El´ Folklore Argentino. Entonces es situarnos, es leer esos manuales, porque son parte de la historia. Es leer estos manuales desde el presente, desde nuestras formaciones, desde nuestras intenciones, y desde nuestros deseos también, de lo que nosotras queremos es bailar, disfrutamos bailar”, explicó.

"Se trata de situar el pensamiento desde lo corporal"

Desde este colectivo proponen decir y expresar políticamente cuestiones que atraviesan a sus integrantes en el presente y recuperar la historia de la danza y de las diferente luchas sociales y políticas. Y estas acciones se realizan en el encuentro: "Nosotras decimos que nuestras producciones tienen algunas cosas que no faltan en ninguna danza que es el convivio, la circularidad, en las propuestas. Nos parece algo importante, algo de lo popular y del encuentro. Las miradas entre nosotras y atravesando al público, haciéndolo partícipe de lo que estamos diciendo: que somos mujeres, y que tenemos que decir algo en relación a esto”.

Escuchá/Descargá la entrevista completa