La MUCA es Musea y es ConstructorA

Daniel Lorenzo y Franco Durante, integrantes de MUCA, contaron de qué se trata este proyecto que es una mezcla artística, participativa e intensamente comunitaria.

¿De qué se trata MUCA?

Franco: MUCA es la Musea Constructora que deviene de un grupo que hasta el 2015 veníamos con un trabajo hacia adentro, artistas locales, donde compartíamos una clínica horizontal. Ese grupo sigue existiendo,  es el grupo Constructora, pero empezamos a pensar, con el arribo del gobierno neoliberal, en un trabajo más en la calle, más hacia afuera, de un trabajo más introspectivo que tenía que ver con una red interna de acompañamiento de proyectos individuales, a pensar en la Musea Constructora como una instancia de salir con nuestras propuestas, a encontrarnos, a construir puentes en espacios públicos, en espacios no destinados a lugares tradicionales del arte.

Al construir un camino alternativo en una época bastante oscura para el arte en general, ustedes salen a la calle y se fortalecen colectivamente.

Daniel: Además de eso pensábamos que un museo estaba bueno que fuera una Musea, un lugar que se construyera participativamente entre las personas de los lugares y las personas que podríamos decir que son los productores artistas que convocamos como agentes culturales gestores, entonces en ese lugar hay como una colaboración múltiple, hay una colaboración entre pares. Hay una colaboración  y una mezcla de la que a nosotros nos gusta hablar…. las personas de los barrios o el Mercado de la Rivera, como fue uno de los casos, que se mezclan y que es como, bueno mezclemos un poco más, a veces pasa que estamos todos un poco atomizados en la ciudad.

Cuéntennos el proyecto que construyeron junto con los productores de la Ribera de Berisso

Franco: Fue 2019, casi  a fin de año. En el Mercado de la Ribera nos acercamos a conversar, el mercado está organizado por una asamblea de distintos y distintas productores, ahí se encuentran y militan ese espacio, militan todo lo que es el trabajo de la ribera con sus saberes, sus economías que construyen ahí colectivamente. Nos interiorizamos, nos acercamos, les propusimos la inquietud de empezar a construir con este mecanismo donde no es que llevamos algo cerrado, si no que les proponemos de alguna manera empezar a vincularnos con ellos, poder generar algún tipo de comunicación con otres artistas, otros productores culturales y a partir de ese encuentro generar la MuCa que se consolida en una jornada cultural. En este caso, en un domingo que fue un día del Mercado de la Ribera, se hizo este evento cultural donde algunos artistas trabajaron con productores.

Por dar algún ejemplo, Carlos Cervat que es un artista visual que viene trabajando, él trabajo desde la gráfica principalmente, cuando empezó a acercarse a los productores, ser interesó mucho por lo que era la producción del cayote o de la papa del aire y era algo que tenia postergado vincularse con lo gastronómico y a partir del vínculo que se generó.

Daniel: Empezó a partir de ese vinculo a interiorizarse en los saberes de esa producción y de la gastronomía que derivó en un registro de saberes y de sabores, en recetarios, en un registro fotográfico que lo expuso, lo compartió ahí y se generó una hermosa producción para esa instancia y que hoy en día también queda como un recetario, así salieron muchas producciones que fueron a partir de ese encuentro.

MUCA tiene algo de errante de circo, también de metáfora, y  algo de equivocación del lugar del mal entendido. También es una obra de arte, es  proyecto y resultado…son muchos/as…son incertidumbre…

Es de reciprocidad que nacen los proyectos, hay un intercambio mutuo  de saberes

Franco: Es algo recíproco totalmente.

Daniel: En ese caso hay un ejemplo de una de las chicas que se acercó  a una productora que es de la Isla Santiago, que hace dulces y hicieron un intercambio real, la chica es fotógrafa, la productora artística, y se juntaron y mientras ella le enseñaba como sacar fotos, le daban como una clase de fotografía, mientras tanto la productora del Mercado de la Ribera le enseñaba hacer dulces; de esa unión, una salió sabiendo hacer dulces y la otra salió con un poco mas de conocimientos sobre fotografía y después en el mercado eso se mostraba, de alguna manera. Me acuerdo que había unos dulces que aprendió a hacer la artista, tenían una etiqueta con la foto que había sacado la productora del mercado, entonces de repente había salido una producción ahí media conjunta.

¿Cuánto tiempo llevó el proceso hasta llegar a aquel domingo en Berisso?

Daniel: Llevó primero un tiempo de acercamiento de nosotros como musea para presentarles la propuesta, para contarles, es una propuesta también que genera bastante incerteza porque como te corre de los lugares comunes, que uno siempre está, tanto a los artistas como a los espectadores y a los productores de los lugares. Cuesta un poco tratar de entender que es una especie de experimento al cual vamos juntos, entonces la primera etapa es acercarnos y entablar diálogos, ellos tenían asambleas creo que cada quince días entonces también era ir hasta la asamblea en Berisso, juntarnos; fuimos a dos o tres asambleas, luego de eso convocamos algunos artistas, luego hicimos una reunión en el mercado mismo donde los artistas se conocieron con los productores del mercado y a partir de ahí hubo dos meses en los cuales ya el diálogo entre productor del mercado y artista iba por su cuenta. Ahí estuvieron trabajando, algunos fueron varias veces, otras se manejaron por algún intercambio así de dispositivos tipo Whatsapp, ahí empezaron a comunicarse cada uno y después de ese periodo de tiempo de dos o tres meses, se realizó efectivamente esta jornada que decía Franco de un día en el predio del mercado mientras también funcionaba el Mercado, obviamente.

¿Qué están construyendo para éste 2020 tan complejo para la creación participativa?

Franco: La próxima MUCA la pensamos como la MUCA de la palabra… pensamos enfocarnos en una biblioteca popular y le hicimos la propuesta a Mafalda y Libertad, que es la biblioteca popular de Arturo Seguí, que lo acogió con buena onda, así que estamos empezando a trabajar. Para agosto aproximadamente una MUCA de la palabra en Mafalda y libertad.

"es una especie de experimento al cual vamos juntos" D.L

Daniel: La propuesta tuvo sus etapas porque nosotros lo empezamos a planificar en diciembre del año pasado y como que ahí era otra cosa, obviamente nadie iba a suceder esto de la pandemia y este año nos encontró con esta situación y tuvimos que hacer un replanteo, nosotros pensábamos hacer una MuCa como habíamos hecho en otros lados, vincularlo, que la gente vaya  hasta allá, que se encuentre con el vecine o con la persona tallerista o quien sea y que se produzca algo a partir del encuentro y después hacer una exposición presencial, pero en esta situación que estamos ahora…Nos demandó un montón de trabajo interno para decir a ver qué hacemos y finalmente lo que decidimos, a partir de otras experiencias que estamos haciendo de forma más como comunitaria, radiales, es hacer una MUCA de la palabra en formato radial, entonces estamos convocando a personas, artistas visuales sobre todo, también hay gente del mundo del sonido, pero nuestra idea es que ahora el formato sea un formato que sea escuchable y que se pueda trasmitir en vivo por streaming o también estamos pensando, todavía hay cosas que nos falta definir y también hay que definir en función de como sigue esto de la cuarentena, pero también hay alguna posibilidad de salir con una camioneta con un parlante por Arturo Seguí trasmitiendo lo de la radio; otra idea es ver si se  puede llegar a ocupar una frecuencia vacante (ustedes no le digan a nadie) por un día y reproducir la radio también para que el vecino que quiera sintonizar en una FM lo pueda hacer, pero esos son incógnitas. Como son incógnitas  también lo es lo que va a suceder en este entrecruzamiento entre los artistas y les vecinos de Seguí. Nuestro nexo para les vecines es la biblioteca y también son las personas cercanas a la biblioteca, la biblioteca es nuestro aliado fundamental.

Pensamos un poco que el hecho de la obra artística también toma la forma que quiera, la obra puede ser eso, un recetario, un dulce, un textil, o sea en realidad la obra tampoco termina siendo eso para mí porque la obra es mas el momento en el cual la gente se cruza y se encuentra, tal vez sean muchas obras.

Daniel: Es un proyecto en que nos estamos todo el tiempo auto pensando como productores artísticos y como gestores, entonces todo el tiempo también en cada MuCa que se hace hay una asamblea previa, hay un charlar, después hay un balance y para cada MuCa hay una nueva puesta en práctica a partir de lo aprendido en lo anterior o lo desaprendido, lo que sea, pero a partir de ese balance se hace algo nuevo. La MUCA es un lugar que por un fin de semana, un día, un domingo, lo que sea, plantea también detenerse y volver a mirar ese lugar, tiene ese momento de la pausa, del estar y después sigue. 

Franco: Me quedaba pensando en este carácter errante del circo que tiene algo también siguiendo la metáfora y la errancia también de la equivocación, ese lugar del mal entendido, errar, de ser nómada y de también equivocarnos en lo que debe ser una obra de arte, equivocarnos en el proyecto y el resultado, como en trabajar sobre la incertidumbre.

La Musea ConstructorA  está integrada por Ali Valente, Ana Clara D'amico, Fran Ratti, Juan José García, Mariana Jorgelina Buchara, Julia Dron, Vicky Loos, Mica Truco, Josefina López Muro, Leandro Mosco, Estefanía Santiago Franco Durante, y Daniel Lorenzo

Escuchá/Descargá la entrevista completa