"Hay una aguda crisis social producto de la vulneración de los derechos democráticos en Bolivia"

Emira Imaña, defensora de Derechos Humanos y Salud y consultora de la OMS en Bolivia, habló sobre la situación que se atraviesa el país, a dos meses de las elecciones.

El actual gobierno lo que ha demostrado es una total incapacidad de poder enfrentar al Covid-19. Al margen de la incapacidad, lo que ha demostrado es utilizar la pandemia para sus propios fines de ejercicio de poder. Con la represión, bajo distintos entes, la persecución de dirigentes sociales y en materia de apoyo económico”, contó Emira Imaña en comunicación con Radio Futura. “La compra de materiales de bioseguridad para afrontar el covid para el personal de salud estaba en foja cero. Hubo tremendos negociados en torno a ellos. Lo tomaron preso al ministro de Salud, con eso han querido tapar el descontento general de la población y en eso han denunciado esta situación” , expresó. Sin embargo, aclaró, “hasta ahora no existe juzgamiento a los verdaderos culpables”.

Emira señaló que en Boliviahan colapsado los cementerios y por eso ya están hasta cavando fosas comunes en este momento”. Esta situación se enmarca en la crisis sanitaria del país: “ahora han sacado algunas políticas, normas, de que se pueda recurrir al sistema privado (de salud) y que después se va a reembolsar, pero eso es un poco difícil. El sistema público en la gestión de Evo dejo casi 20 hospitales construidos que podían ser utilizados para el Covid” y señaló que los hospitales se están utilizando a medida que son pintados con colores electorales.

Es triste afirmar a lo que hemos llegado, de haber sido un país con un crecimiento tan alto, tan floreciente, con una economía fuerte. Ahora es como si hubiésemos retrocedido 20 años”.

A la crisis sanitaria se suma una fuerte crisis económica: “había 480 casos en La Paz, los cuales se focalizan mucho más en los lugares del Alto y en la parte donde funciona muchísimo el comercio informal. Ya han vuelto los comercios, la gente va y compra. La situación ya no se podía soportar.  Hay más de un 40% de comercio informal en Bolivia, entonces la economía entró en crisis de la mayor cantidad de las familias”.

En septiembre se celebrarán las elecciones presidenciales en Bolivia luego del golpe de estado que colocó a Jeanine Añez como presidenta interina. A las crisis nombradas por Emira se suma “una aguda crisis social y obviamente, una aguda crisis producto de la vulneración de los derechos democráticos en Bolivia”. “En septiembre se dan las elecciones. Esperemos que se cumpla. Que no vayan a decir que por efecto de la pandemia, que aquí subió a un pico tan alto, que es imposible salir a votar", afirmó.

Escuchá/Descargá la entrevista completa