Gógol, maestro del horror

Aunque es reconocido por sus relatos sobre funcionarios atrapados en la burocracia rusa del siglo XVIII, también supo brillar a la hora de tomar leyendas folclóricas y convertirlas en escalofriantes narraciones de terror.

Matías Esteban, docente, escritor y agitador literario, se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde se refirió a la obra del romanticista ruso Nicolás Gógol (1809-1852), un escritor de ciencia ficción muy atravesado por la coyuntura de aquel entonces: “La Rusia de esa época estaba dividida políticamente por el imperio de los zares donde había instituciones muy antiguas con una tradición de opresión, de esclavitud y de rigor hacia las clases menos privilegiadas, los terratenientes tenían un vinculo de esclavitud con los trabajadores, y Gógol empieza a escribir en el momento donde se empieza a cuestionar estas circunstancias”.

El empuje del movimiento reformista contra el imperio zarista fuel tal que eventualmente consiguió que el poder se distribuyera en distintas instituciones. La nueva administración política rusa dio pie a una importante burocracia y una proliferación de funcionarios públicos que se vio plasmada en la obra de Gógol: “En sus narraciones tiene personajes típicos de la literatura rusa como son los funcionarios que se ven inmersos en distintos tipos de burocracias que los oprimen en medio de un imperio que trata de acomodarse, Alberto Laiseca diijo una vez que la unión soviética es un planeta dentro de la Tierra”.

Sin embargo, la obra de Gógol no se limitó a narrar con tono delirante las desventuras de funcionarios rusos a los que se les perdía la nariz y ésta tomaba vida propia ("La nariz") o que invertían una escandalosa suma de dinero en una prenda que no tardaban en extraviar ("El capote"), sino que también se nutrió del folclore nacional para inventar historias terroríficas de tierra adentro: “Hay un cuento en particular que se llama El viyi, un cuento de terror fantástico donde los personajes salen de un monasterio y se encuentran con una bruja, ella muere y uno de ellos tiene que velarla, la acompaña durante un par de noches y realiza rezos para acompañarla hasta que llegué al cielo, y ella está muerta pero se personifica de distintas maneras y lo amenaza con demonios, es un relato tremendamente horroroso”.

Es un relato medio extraño en cuanto a su forma, comienza diciendo que es una leyenda popular rusa, de hecho tiene un aire al tipo de relatos tradicionales rusos, y sin embargo es un invento puramente inventado por el autor, el Viyi es un monstruo convocado por la bruja que tiene parpados gigantes, este personaje es inventado por Gógol pero el menciona como si fuera parte de la invención popular rusa”, destacó Esteban a modo de cierra sobre este escalofriante relato que forma parte de las obras más reconocidas del célebre autor romanticista.

Escuchá/descargá el informe completo: